martes 17/5/22

A prisión una pareja gallega tras robar en una joyería con disfraz de anciana

Un juez de Tarragona ha decretado el ingreso en prisión para dos ladrones, pareja y de Galicia, que atracaron en una joyería del centro de esa ciudad con un arma de fuego simulada, uno de los cuales se había disfrazado de anciana y se apoyaba en una muleta para fingir ser un cliente.

robo-joyeria

Un juez de Tarragona ha decretado el ingreso en prisión para dos ladrones, pareja y de Galicia, que atracaron en una joyería del centro de esa ciudad con un arma de fuego simulada, uno de los cuales se había disfrazado de anciana y se apoyaba en una muleta para fingir ser un cliente.

Según informan este martes los Mossos d'Esquadra, los dos ladrones -una mujer y el hombre que se disfrazó de anciana, ambos de 44 años edad- robaron joyas y relojes de alta gama por un valor de 231.500 euros.

La detención de los dos atracadores, que están acusados de un delito de robo violento con arma de fuego y de un delito de tenencia ilícita de armas, se produjo el pasado 30 de marzo, y durante el registro los agentes de los Mossos requisaron varios de los relojes robados en esta joyería, 45.000 euros en efectivo y un arma de fuego simulada.

Además, los investigadores de la División de Investigación Criminal (DIC) de la Unidad Central de Atracos relacionan a los dos detenidos con la compraventa de uno de los relojes de alta gama robados en una joyería del centro de Madrid, por el cual obtuvieron 6.000 euros, establecimiento que presuntamente también asaltaron recientemente.

El autor material del atraco, el hombre que se disfrazó de mujer, tiene 23 antecedentes por delitos patrimoniales violentos y ha cumplido más de 20 años de condena de prisión por esta tipología de hechos delictivos.

El atraco a la joyería de Tarragona se produjo sobre las 14.00 horas del pasado 16 de marzo, poco antes de que la tienda cerrara, cuando un hombre disfrazado de anciana, con peluca, gafas de sol y que caminaba con una muleta simulando una cojera accedió a este local ubicado en el centro de Tarragona.

El jefe del Área Central de Investigación de Patrimonio de los Mossos, el subinspector Jonathan Herrera, ha explicado a Efe que la vestimenta y los accesorios elegidos por el atracador, como la muleta y la apariencia de una anciana, no eran casuales, ya que buscaba "aparentar ser una persona inofensiva".

Una vez en el interior del comercio, colocó la muleta en la puerta de seguridad del mismo para impedir que se cerrase como obliga la ley a este tipo de establecimientos comerciales y, posteriormente, sacó un arma de fuego del bolso con la que "encañonó" a una de las trabajadoras, relata Herrera.

El ladrón amenazó de manera nerviosa y violenta con la pistola a las dos trabajadoras de la joyería, a las que exigió que abrieran varios escaparates con relojes y joyas, pidiendo en concreto relojes de alta gama de una marca concreta, tras lo cual se llevó un botín valorado en 231.500 euros.

Para asegurarse su huida, el ladrón amenazó a una de las dos trabajadoras, a la que se llevó hasta la puerta de salida para evitar que el resto de empleados accionaran los mecanismos de seguridad de los accesos de la tienda, y ya en la calle su compinche le esperaba en un coche para huir del lugar de los hechos.

El pasado 30 de marzo, los Mossos activaron en Tarragona un dispositivo policial de localización y detención de los dos ladrones.

El subinspector de los Mossos ha precisado que el hombre fue detenido en las inmediaciones de los juzgados de Tarragona, a los que había acudido para cumplir con un requerimiento de la justicia de Galicia, mientras que la mujer fue arrestada cuando salía de un campin situado en las afueras de la ciudad, donde la pareja -unidos en lo sentimental y en lo delictivo- estaba alojada temporalmente.

Según ha explicado Herrera, los dos atracadores son una "pareja itinerante" procedente de Galicia y sin residencia habitual en Cataluña, ambos de nacionalidad española, que han perpetrado otros robos con violencia en diferentes puntos del territorio español.

De hecho, los Mossos les atribuyen también el robo a la joyería de Madrid, cuando el hombre "aprovechó", tras salir hace unos meses de prisión en libertad, para delinquir de nuevo.

No obstante, en el atraco a la joyería de la capital los dos ladrones "intercambiaron los roles" y fue ella la que sustrajo las joyas y los relojes, con el objetivo de "distraer" a los policías para que no se les vinculara como autores de otros robos sucedidos en otros lugares de España.

A los Mossos no les consta que el hombre hubiese utilizado antes la argucia del disfraz, pero sí que haya cometido otros robos con violencia.

A prisión una pareja gallega tras robar en una joyería con disfraz de anciana
Comentarios