sábado 23/10/21
Partidos | En Marea

Quinteiro no acepta la decisión de las bases de En Marea y se aferra al acta

Paula Quinteiro ha decidido que continuará como parlamentaria en la Cámara gallega, desoyendo los resultados de la consulta realizada a los inscritos de En Marea en la que el 85 % de los participantes se inclinaron por que abandone el acta.

Paula Quinteiro ha decidido que continuará como parlamentaria en la Cámara gallega, desoyendo los resultados de la consulta realizada a los inscritos de En Marea en la que el 85 % de los participantes se inclinaron por que abandone el acta. La dirección de En Marea decidió activar una consulta sobre el futuro de la diputada se vio envuelta en un incidente con la Policía Local de Santiago hace dos meses en el que supuestamente se identificó como parlamentaria, pero que Quinteiro considera que no constaba con las garantías suficientes por lo que no acatará la petición de dimisión.

 

Los casi 2.400 inscritos, de los que finalmente han votado 928 -sobre el 40 por ciento- han votado durante dos días en la consulta no vinculante que consistía en responder sí o no a la pregunta de si Paula Quinteiro debería dimitir de su cargo como diputada del Parlamento gallego "por el uso de su acta de diputada para un asunto particular", pero la dirección y la diputada han hecho una lectura totalmente contraria del mismo resultado. Por un lado, la dirección considera que el mensaje de los inscritos ha sido "firme" en el sentido de exigir la dimisión en tanto que, esta mañana, las viceportavoces del partido Victoria Esteban y Ana Seijas, han insistido en la "validez" de la votación que, a su juicio, ha contado con una "alta participación". Según ellas, el resultado, con un 85 por ciento que pide la dimisión, demuestra el sentir "no de la dirección, ni del consello, ni de la coordinadora" sino de la totalidad del espacio, además de una manera "muy clara y contundente".

 

"Las bases le piden su dimisión, ese es el resultado de esa consulta: el mensaje es claro", subrayaron. Sin embargo, por otro lado, la parlamentaria ha considerado que el resultado evidencia el "fracaso" de la consulta impulsada por la formación en tanto que "dos de cada tres personas de En Marea" decidieron abstenerse "conscientemente" en esta votación demostrando que eran contrarios a este proceso decantándose por el manifiesto 'Coidando a Unidade' que llamaba a no participar en la consulta. Con este escenario, Paula Quinteiro, ha ratificado su intención de mantenerse como diputada en el Parlamento gallego, a su juicio, por "responsabilidad política" y con el objetivo de continuar trabajando a favor de la confluencia y de los espacios de unidad popular. "Por responsabilidad política voy a continuar. No es un tema personal. Si yo dimitiese sentaría un precedente muy malo porque el PP podría inventar una mentira y repetirla mil veces" obligando a todos sus adversarios políticos a dimitir, ha sostenido.

 

La parlamentaria confía en que el episodio de hoy haya sido el punto y final de este conflicto en el, a su parecer, ella ha sido la más perjudicada puesto que tuvo que hacer frente a un "linchamiento desmedido" por parte de la dirección de su partido y también desde el PP. La decisión de quedarse no significa para ella aferrarse al cargo y, según ha dicho, en ningún caso lo hace por obtener beneficios personales ni económicos puesto que antes como enfermera "eventual pero continuada" del Sergas cobraba más dinero que ahora ya que con las donaciones que ahora hace en base a los estatutos de Podemos y En Marea es "la diputada que menos cobra" de la Cámara gallega. De este modo, Paula Quinteiro pretende acabar la legislatura como diputada de En Marea al entender que para ello cuenta con el respaldo de los integrantes de En Marea y también con el de sus compañeros de grupo parlamentario.

 

Sin embargo desde la dirección del partido no comparten esta perspectiva y han abogado por "dar un tiempo" a la diputada para que reflexione al respecto porque "las bases le piden su dimisión" y "ese es el resultado de esa consulta, el mensaje es claro". Con todo después de la consulta no parece que la situación dentro de la formación vaya a calmarse al mantener los sectores enfrentados las mismas posturas que al inicio del conflicto lo que complica la estrategia política de la formación, como los propios dirigentes del partido han admitido en varias ocasiones.

Comentarios