lunes. 15.04.2024
La denominada guerra de la mejilla, que enfrenta a 'bateeiros' -mejilloneros- y percebeiros, es un conflicto con muchas aristas y que no cesa porque las medidas anunciadas por la Xunta no contentan a todos y por esa razón las movilizaciones para la apertura completa o de más zonas para la recogida de la semilla del mejillón se mantienen.

La lucha entre los trabajadores que viven del mejillón y aquellos que lo hacen del percebe se remonta a décadas atrás y no han sido pocas las veces en las que los enfrentamientos entre profesionales han requerido de la intervención de las fuerzas de seguridad para no lamentar males mayores.

Pese a que las desavenencias en efecto vienen de muy lejos, el detonante del problema actual ha sido el decreto de 2019 en el que la Consellería de Mar de la Xunta marca zonas de exclusión para proteger el percebe con la aspiración de buscar el equilibrio entre la supervivencia de esta especie y la extracción de mejilla.

Con posiciones inamovibles, la tensión se ha incrementado en los últimos meses por la escasez de la mejilla y por un difícil contexto de disminución de la salinidad del agua que obligó a retrasar la apertura de la campaña ahogando con ello económicamente al sector del mejillón.

BATEEIROS: VEN "INSOSTENIBLE" SU SUPERVIVENCIA Y SOPESAN ACAMPAR

Los bateeiros nunca dieron el visto bueno a la regulación de la extracción de la mejilla o semilla del mejillón e incluso recurrieron ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) sin éxito, ya que el alto tribunal desestimó esa pretensión que elevó el colectivo.

El sector, con todo, se mantiene contrario al decreto autonómico e insiste en que la decisión de la Xunta de prohibir la extracción de mejilla en ciertas zonas hace insostenible su propia supervivencia.

La denominada Plataforma en Defensa da Cría se reactivó hace unos meses para urgir a la Xunta la reapertura de más zonas de extracción, pero en fechas recientes han decidido ir más allá con sus peticiones y reclaman volver a tener acceso total y sin restricciones de ningún tipo a la costa.

El presidente de la asociación Arousa Norte y portavoz de la plataforma, Álex Tubío, explica en declaraciones a EFE que el sector necesita de la “totalidad” de los recursos porque la oferta de ampliación de zonas que propuso el Gobierno gallego no tiene cría de calidad ya que el mapa que se sugiere es similar al del pasado año y al limitar la extracción a unas áreas muy concretas del litoral, ocurre que se han "sobreexplotado" los bancos naturales de mejilla.

Los mejilloneros “no pararán”, así las cosas, hasta recuperar lo que entienden que legítimamente les corresponde e insisten en que para avanzar en sus reivindicaciones ya no reconocen a la Consellería de Mar como interlocutor válido.

A lo largo de los últimos meses el sector se ha manifestado en varias ocasiones en Santiago de Compostela y la última semana han registrado decenas de solicitudes de reunión con el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda. Avanzan que si no reciben respuesta en un plazo razonable no descartan acciones más contundentes como una acampada ante la sede del Ejecutivo gallego en San Caetano.

PERCEBEIROS: DICEN QUE LOS MEJILLONEROS ESQUILMAN Y PROTESTARÁN

La postura contraria la representan las cofradías de percebeiros que rechazan abrir más tramos costeros a la mejilla en detrimento del percebe ya que aseguran que los mejilloneros “esquilman” las rocas y acaban con el percebe.

Denuncian que el carácter agresivo de la extracción de mejilla es incompatible con la adherencia del crustáceo a la roca por lo que, defienden, necesitan zonas “libres” de extracción de la cría del mejillón.

El colectivo lamenta que el Gobierno gallego esté cediendo a las presiones de los mejilloneros al abrirles nuevas zonas para la extracción de mejilla e inciden en que solo el 15 % del litoral está vedado, por lo que los 'percebeiros' ya flexibilizaron el 85 % restante.

Exigen mantener la veda en el porcentaje actual ya que la zona prohibida para la mejilla es de especial relevancia para los percebeiros por la cantidad y calidad del crustáceo que allí se recoge.

Desde la Federación Provincial de Cofradías de Pescadores de A Coruña hacen hincapié en que perder el dominio de esa zona sería “un drama para un sector que también vive un año muy complicado”, por lo que, como los otros, ellos también saldrán a la calle, y será en sucaso el próximo viernes día 17 con una concentración en Ribeira (A Coruña).

La petición es para el Gobierno gallego y consiste en que impulse estudios para conocer “qué sucede” en las rocas gallegas y por qué no son tan productivas como lo eran en el pasado.

XUNTA: INTENTO DE ARMONÍA Y DE "PROTECCIÓN" DE SENDOS RECURSOS

El llamamiento al diálogo es la estrategia constante de la Consellería de Mar que, avalada por la justicia, defiende la necesidad de mantener una norma “dirigida a proteger los recursos marisqueros, en particular el percebe, haciendo frente a la coexistencia de dos recursos en el mismo espacio físico”.

En las últimas semanas el departamento que dirige Rosa Quintana ha convocado diversas reuniones con los representantes de las principales asociaciones de productores de mejillón para abordar la posibilidad de flexibilizar las zonas acotadas pero de forma que se permita la convivencia mutua.

La pasada semana, la Consellería autorizó la apertura de entre 20 y 25 kilómetros adicionales de costa a la extracción de mejilla en bancos naturales.

Para favorecer el trabajo de los mejilloneros, alegan, se permitió además la ampliación del número y longitud de las cuerdas colectoras que se instalan en las bateas de mejillón así como la posibilidad de autorizar también las cuerdas colectoras en bateas de reparqueo o de cultivos de ostra.

A estas medidas a corto plazo añaden otras a medio y largo, como distintas investigaciones, con una inversión de más de dos millones de euros, para avanzar en el conocimiento de la mejilla en el litoral de Galicia, en la captación de semilla por distintos medios y en la producción en criadero.

Pasos con los que buscan contribuir a "atajar" la actual escasez de recurso y reducir en el futuro la dependencia del medio natural para su obtención.

Se recrudece la batalla entre bateeiros y percebeiros por kilómetros de costa