viernes. 19.08.2022
Educación

Reiteran un llamamiento al boicot a las reválidas convocadas para martes y miércoles

La asociación Plataforma Galega en Defensa do Ensino Público reiteró hoy su llamamiento al boicot de las pruebas conocidas como reválidas, previstas para el martes y miércoles de esta semana para alumnos de tercer curso de primaria, y acusó a la Consellería de Educación de mentir y de tener una postura "tiránica, dictatorial y autoritaria".

La asociación Plataforma Galega en Defensa do Ensino Público reiteró hoy su llamamiento al boicot de las pruebas conocidas como reválidas, previstas para el martes y miércoles de esta semana para alumnos de tercer curso de primaria, y acusó a la Consellería de Educación de mentir y de tener una postura "tiránica, dictatorial y autoritaria".

 

En una conferencia de prensa, el portavoz de la citada asociación, el sindicalista Anxo Louzao, indicó que "valora muy positivamente" la respuesta la semana pasada al llamamiento al boicot de pruebas con carácter de muestra a los alumnos del sexto curso de primaria y de cuarto curso de secundaria, que fueron un "verdadero fracaso para la Consellería de Educación". Según sus cálculos, más del 80% de los alumnos no acudió a esas pruebas el 23 y 24 de mayo, y denunció la "actitud falsificadora" de la Consellería de Educación que "está asentada en la mentira permanente" al haber indicado que un 60% de los alumnos participaron. Louzao, que es también el secretario general del sindicato CIG-Ensino, acusó a la Consellería de Educación de su actitud "tiránica, autoritaria y antidemocrática".

 

En su opinión, el departamento de Educación del Gobierno autonómica muestra "obstinación y ofuscación" con una postura "irresponsable" y de "dispendio de dinero público" efectuando esas pruebas que en su opinión constituyen un gesto "inútil, imprudente e innecesario". Louzao afirmó que la Consellería de Educación ya tiene un "diagnóstico de las necesidades y carencias" del sistema educativo en Galicia y señaló que incluyen "la necesidad de más profesorado", incluido profesionales para atender a alumnos de educación especial, o "atender a la diversidad, reducir el número de alumnos por aula o invertir como mínimo el 7% del PIB para tener un sistema de calidad".

 

El representante de CIG reprochó además que en la educación, la lengua gallega esté "discriminada" respecto al castellano con "trece horas menos en el cómputo de la educación secundaria obligatoria". Para el portavoz de la citada asociación, ese tipo de pruebas contribuye a favorecer un sistema de concepción "neoliberal" que impulsa la "competición, jerarquización y segregación", al contrario de la función que, en su opinión, debe tener, que es "formar personas críticas, responsables y comprometidas".

 

Louzao estuvo acompañado en la conferencia de prensa en la diputada del BNG Olalla Rodil y de representantes de asociaciones de progenitores de alumnos. Preguntado por la representatividad de la Plataforma Galega en Defensa do Ensino Público, Louzao señaló que CIG tiene casi la mitad de la representación entre el profesorado gallego y las federaciones de padres de alumnos y de alumnos que la integran tienen un peso "importante", además de varios partidos políticos.

 

Destacó que la plataforma asociativa está integrada por un "abanico amplio" de trece asociaciones que "no queremos sacar títulos de si somos mayoritarios", pero "tenemos un espacio". Louzao abogó por una "pacto" para dar estabilidad al sistema educativo, pero consideró que eso no se puede conseguir si no participan los diversos actores que configuran ese sector. En ese sentido, indicó para un consenso es necesario "abrir algún espacio de diálogo y negociación", y se quejó de que la Consellería de Educación "no abre ninguno", y lamentó que la Xunta haya tenido una "actitud totalmente tiránica, dictatorial y autoritaria".

Reiteran un llamamiento al boicot a las reválidas convocadas para martes y miércoles
Comentarios