miércoles. 22.05.2024

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha afeado las declaraciones realizadas por el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, de ayer miércoles en las que comparó las críticas a su retribución con "cuando dicen que hay una violación y la chica iba en minifalda", y ha dicho que no le gustaron.

"No me gustaron esas expresiones en absoluto. Se pueden defender las ideas sin recurrir a esas expresiones, que todos conocemos por los medios de comunicación", ha manifestado Rueda, que no ha querido entrar en el fondo de la cuestión, el incremento de la retribución al presidente de la patronal.

A este respecto, se ha limitado a constatar que "las negociaciones dentro de la patronal" las deja para ellos y no va a entrar a opinar "si es mucho o es poco", más allá de que cree que no hay que centrarse en discusiones ni "maniqueísmos, de quién es más bueno o más malo".

Rueda ha aprovechado para volver a reprochar la manera que ha tenido el Gobierno de aprobar la subida del salario mínimo interprofesional (SMI), que "es necesario subir", ha apostillado, pero que habría que hacer "con mucho más diálogo".

Por otra parte, el presidente gallego ha insistido en el "diferente rasero" que ve en el Gobierno central entre lo que interesa a Galicia y a otras comunidades "a las que considera que tiene que cuidar más".

A su juicio, la comunidad gallega "no es un prioridad" para el Ejecutivo estatal, tal y como ve demostrado en las infraestructuras ferroviarias con una priorización de servicios a Francia y no de Galicia hacia Portugal, en los que hay "una parálisis".

Para Rueda hay un "desinterés" del Gobierno por las infraestructuras del noroeste español, algo que ha contrastado con el "nivel de compromiso" del Ejecutivo portugués, y su apuesta por la conexión entre Oporto y Vigo de alta velocidad. 

Rueda afea las declaraciones de Garamendi y dice que no le gustaron