miércoles 25/5/22

Rueda afronta en su debate de investidura una oposición que se presentará como alternativa

El futuro presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, afrontará en su debate de investidura de la próxima semana una oposición que se planteará como alternativa de Gobierno y presentará sus propuestas en este sentido, con la vista puesta ya en las próximas elecciones autonómicas.

rueda050522

El futuro presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, afrontará en su debate de investidura de la próxima semana una oposición que se planteará como alternativa de Gobierno y presentará sus propuestas en este sentido, con la vista puesta ya en las próximas elecciones autonómicas.

Los representantes de BNG y PSdeG en la Junta de Portavoces han explicado que los dos partidos, que van a votar en contra, presentarán sus propuestas políticas en este debate, al considerar que el tiempo del PPdeG al frente de la Xunta toca a su fin, tras el relevo del presidente en funciones, Alberto Núñez Feijóo, para centrarse en liderar el PP nacional.

También han coincidido en reprochar que Rueda vaya a ser elegido sin pasar por un proceso electoral como candidato, pese a que admiten que legalmente no existe ningún problema a este respecto, y han criticado la línea de continuidad con las políticas de Feijóo que prevén en el nuevo presidente gallego.

Por parte del PSdeG, será el portavoz parlamentario Luis Álvarez el encargado de desgranar las propuestas que planteará su partido, que no ha especificado hoy, en lo que asegura que será un discurso "propositivo" y crítico con las políticas del PPdeG, aunque de manera "leal y responsable" para cambiar las políticas públicas.

Para Álvarez está claro que el próximo Gobierno de la Xunta no va a dar respuesta a las necesidades reales de Galicia, ya que Rueda ni siquiera ha sido "libre" para elegir a sus miembros, sino que responden a un "sudoku provincial" para alcanzar cuotas de poder por parte de las distintas baronías.

La líder de la oposición, Ana Pontón, por su parte, centrará su intervención en propuestas "concretas" y "alternativas" a las políticas actuales de la Xunta, según ha explicado la viceportavoz parlamentaria del BNG, Olalla Rodil, quien ha insistido en que la comunidad gallega vive un "cambio de ciclo" para dejar atrás "esa Galicia pequeña del PP".

"Una alternativa real de futuro y esperanza", que según Rodil encarna el BNG, con medidas como destinar 200 millones de euros a la sanidad pública, sobre todo a la atención primaria, o movilizar 700 millones de euros para rescatar a los sectores más afectados por la actual crisis inflacionista.

Rodil ha calificado a Rueda como "el eterno secundario", como vicepresidente de Feijóo en las últimas legislaturas, y ha augurado que va a continuar con las mismas "políticas fracasadas", más allá de "los nombres y las caras" que conforme en el Ejecutivo, que al BNG no le preocupan tanto como las acciones de gobierno.

El portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, ha instado a los grupos a "escuchar antes de criticar" a Rueda y, sobre la sucesión de Núñez Feijóo, ha defendido que ha sido un "proceso ejemplar" a diferencia de los vividos anteriormente en la oposición, por lo que le hacen "un poco de gracia" los reproches en este sentido.

Puy ha replicado, ante las críticas de la oposición, que el nuevo presidente tiene "una legitimidad absoluta y total" ya que es diputado en el Parlamento y se ha mostrado preocupado porque PSdeG y BNG hagan "una especie de cuestionamiento" del sistema de democracia parlamentaria que es "eficaz y efectivo".

Es la primera vez que un presidente gallego renuncia a su cargo y es elegido otro para sustituirlo, algo que Rodil ha señalado como una situación "absolutamente inédita" y ha reprochado que "por primera vez será nombrado un presidente que no pasó por las urnas como candidato".

También Álvarez ha afeado que Rueda no solo no fuese el candidato en las últimas elecciones autonómicas, sino que "ni siquiera lo fue el PP, sino Núñez Feijóo", mientras que el nuevo presidente es "fruto de un pacto entre baronías" del partido, ha asegurado.

La Junta de Portavoces del Parlamento se ha reunido esta mañana para organizar los tiempos del debate de investidura, que empezará con una intervención de Rueda el martes a las 9:30 de la mañana sin límite de tiempo, antes de suspenderse la sesión hasta 48 horas después, para retomarse con la intervención de los grupos parlamentarios.

Los portavoces de los grupos hablarán en orden de menor a mayor representación, PSdeG, BNG y PPdeG. Lo harán por un tiempo de 35 minutos, a lo que seguirá la réplica de Rueda que puede elegir responder conjuntamente o uno a uno.

Después habrá un nuevo turno para los grupos parlamentarios, de diez minutos, antes de que Rueda cierre el pleno con una intervención final, nuevamente sin límite de tiempo.

Tras finalizar el debate se procederá a la votación nominal para elegir al nuevo presidente de la Xunta que deberá conseguir la mayoría absoluta de la Cámara.

El momento en el que se producirá la votación dependerá de cuándo se inicie la segunda sesión del jueves, que tendrá que ser 48 horas después de que Rueda finalice su discurso del martes. Pero todo parece apuntar a que será ya en las primeras horas de la tarde.

Rueda afronta en su debate de investidura una oposición que se presentará como alternativa
Comentarios