sábado. 13.07.2024

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, apostó hoy por seguir fomentando la sostenibilidad del modelo turístico gallego. Al respeto, puso en valor que en los últimos años el sector avanzó en diversificación y desestacionalización, lo que favorece una afluencia más repartida y ordenada.

Así lo señaló hoy durante su participación en el ciclo de debates La industria de la felicidad, organizado por el grupo Hotusa. Allí, debatió con el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, sobre los retos y oportunidades del turismo en estas regiones.

El presidente de la Xunta hizo hincapié en el importante peso económico y social que tiene en Galicia el sector, vinculando el éxito turístico a la profesionalziación y calidad. Un turismo que "logró ver una enorme oportunidad tras la pandemia" para transformarse "en un turismo en contacto más directo con la naturaleza, que permite vivir tranquilamente y estar cómodos", tal y como señaló el titular del Gobierno gallego.

De hecho, Galicia es la segunda comunidad autónoma con más distintivos Q de calidad y la 4º con más certificados de sostenibilidad, además de las 140 banderas azules, las 17 Estrellas Michelin y 40 Soles Repsol.

Rueda recordó que en los últimos años, tras la pandemia, aumentó la afluencia de visitantes. En 2023, con 7 millones de viajeros, se registró la cifra más elevada de la serie histórica. Este aumento se produce en todos los meses de años, con importantes incrementos en la temporada media y baja, lo que permite reducir la estacionalidad. El presidente de la Xunta destacó la transversalidad de turismo gallego y su impacto positivo en otros ámbitos. "El camino de Santiago está permitiendo que zonas deshabitadas tengan una segunda vida. No solo uso turístico, sino vida". Esto genera un "efecto tractor, efecto dinamizador", tal y como afirmó Rueda.

El titular de la Xunta destacó la apuesta del Gobierno por fomentar un turismo responsable, "con sentidiño", lejos de la turismofobia. "Cuidado con esos mensajes que se lanzan al mundo porque pueden ser muy peligrosas. Trasladan una imagen que no es real: de que estamos saturados, de que no cabe más gente... En Galicia somos todo lo contrario, apostamos por un turismo acogedor, sin agobios, sin masificaciones", aclaró Rueda.

Por último, Rueda reforzó la idea de continuar la colaboración entre comunidades del norte dentro de la marca España Verde, en la que además de Asturias y Galicia, están también Cantabria y País Vasco. "A España verde es una marca coordinada que tenemos que explotar, por ahí tenemos que seguir", anunció.

Rueda apuesta por fomentar un turismo responsable y "con sentidiño", lejos de la...