viernes 20/5/22

Rueda ve la sucesión "inminente" pero aún no es momento de hablar de cambios

Santiago de Compostela, 25 abr (EFE).- El vicepresidente primero de la Xunta y conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, ha asegurado que la sucesión de Alberto Núñez Feijóo al frente del Gobierno gallego es un proceso "inminente" pese a lo que cree que aún no es el momento de hablar de posibles cambios en el Ejecutivo.

rueda2108

El vicepresidente primero de la Xunta y conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, ha asegurado que la sucesión de Alberto Núñez Feijóo al frente del Gobierno gallego es un proceso "inminente" pese a lo que cree que aún no es el momento de hablar de posibles cambios en el Ejecutivo.

En declaraciones a los periodistas, tras renovar un convenio sobre seguridad de la catedral de Santiago, ha vuelto a evitar hablar de la fecha en la que él se convertirá, previsiblemente, en presidente autonómico, ya que depende de una "decisión personal" de Núñez Feijóo y la única concreción, de momento, es que en mayo el relevo estará terminado.

"Los anuncios que haya que hacer, las fechas que sean, le corresponde hacerlos a quien tiene la potestad de tomar esa decisión que no soy yo", ha incidido.

Se trata de un proceso que "aún no está abierto", ha puntualizado, por lo que "por respeto a las personas y a los tiempos" ha rechazado hablar de si habrá muchos o pocos cambios en la Xunta.

Por lo que respecta a la sucesión al frente del PPdeG, para lo que ha oficializado su candidatura el pasado viernes, Rueda ha apuntado que este sábado iniciará con un acto en Lugo su campaña, de nueves días, para explicar a sus compañeros su proyecto por toda Galicia.

"Una cosa es la sustitución en el PPdeG y otra en la Xunta, son cosas diferentes", ha puntualizado, pese a que los dos procesos seguirán caminos paralelos y él es el único candidato señalado para ocupar ambos puestos.

Rueda se ha mostrado convencido de que el PPdeG está dando "una lección" en su proceso de "transición ejemplar, desde la unidad", tanto en conjunto como los barones provinciales, frente a la "desunión y las dudas en los procesos de renovación o de reflexión" de los partidos de la oposición, PSdeG y BNG.

Ha ironizado que pensaba que la oposición lo iba a recibir "con los brazos abiertos", pero ve que no es así, lo que no le causa sorpresa porque considera que esos partidos están "preocupados", y ha precisado que el PPdeG está haciendo "todo lo contrario" a lo que fueron sus procesos en los que "se abren en canal y se ven las discusiones que nunca son capaces de cerrar".

Así se ha mostrado convencido de que "todo el mundo" en el PPdeG va a trabajar para que el partido se mantenga unido y sustentar el Gobierno autonómico que "tiene que gobernar y que aspira a volver a ganar las próximas elecciones".

En este sentido, ha admitido que necesita ayuda "igual que tuvo ayuda y colaboración del partido y de mucha gente Nuñez Feijóo" y, de esta manera, ha interpretado las palabras del presidente provincial del PP de A Coruña, Diego Calvo, porque es necesaria "unidad y colaboración" para culminar el proceso de relevo, ha insistido.

Frente a este PPdeG "fuerte, unido y cohesionado", ve a un BNG que vuelve con sus "manías independentistas y de autodeterminación, lo de siempre, por mucho que quieran disimular" y a un PSdeG que "no es capaz de cerrar sus divisiones" con un líder, Valentín González Formoso, que tiene que "afirmarse ante sus compañeros todos los días".

Rueda ve la sucesión "inminente" pero aún no es momento de hablar de cambios
Comentarios