lunes. 04.03.2024

La brecha educativa histórica entre comunidades se ha reducido entre 2000 y 2017, pues han mejorado los resultados o la escolarización, aunque ha habido "un pequeño retroceso" en la tasa de alumnado de 12 años que no repite. Lo concluye el informe "Desigualdad territorial en Educación y Gestión de las Competencias por las comunidades autónomas" de la Fundación Investigación, Desarrollo de Estudios y Actuaciones Sociales (Fideas).

 

El estudio demuestra que no es verdadero "el discurso cansino, enredado con el debate de nacionalismos radicales sobre que la gestión educativa por parte de las autonomías ha supuesto un aumento de diferencias", no es así "en absoluto", ha afirmado el catedrático de instituto y patrono de Fideas Miguel Recio. Ha explicado que para que el estudio no pareciera en estos momentos "partidista" ni "se pusiera el ojo en una comunidad con peor evolución" no se han especificado los datos por autonomía sino que se ha hecho un análisis general.

 

Recio ha subrayado que se ha apreciado una evolución a mejora en los 16 indicadores estudiados en el informe a través de coeficientes de variación salvo en uno, en el que ha habido "un pequeño retroceso": en la tasa de idoneidad a los 12 años, es decir, el alumnado que progresa adecuadamente de forma que realiza el curso correspondiente a su edad y no está repitiendo. Se ha detectado una reducción de 1,5 puntos porcentuales en la tasa de idoneidad a los 12 años y un "ligerísimo incremento" en el coeficiente de variación entre comunidades.

 

Y aunque en todas las comunidades la tasa de idoneidad está por encima del 80 %, España mantiene los índices más altos de repetición de la UE y la OCDE, ha señalado la inspectora de Educación y patrona de Fideas María Antonia Casanova, que ha añadido que los repetidores suelen ser alumnos con menos recursos y de clase cultural baja.

 

Ha instado a que "desaparezca" la repetición tanto en Primaria como en Secundaria y que sea "una tasa residual para casos excepcionales". Casanova y el también inspector educativo y patrono de Fideas Juan José Reina han coincidido en achacar a la Lomce los repuntes de las tasas de repetición, especialmente por haberse querido endurecer los requisitos para titular en Secundaria, algo que no ocurrió con la LOE. Recio ha argumentado que en 2008 se aplicó la LOE en Secundaria y hubo mejoras en las tasas de idoneidad mientras que en 2016 con la Lomce cayó; esa bajada se atenuará o se revertirá, ha confiado. Otros datos del estudio -con estadísticas del Ministerio de Educación y del INE- reflejan que la escolarización en Educación Infantil de 0 a 3 años ha crecido en más de 25 puntos porcentuales.

 

En la escolarización a las edades postobligatorias de 16 años, 17 años y también de 18 años escolarizados no universitarios el incremento ha sido de 7, 15 y 6 puntos porcentuales, respectivamente. En cuanto a la inversión por alumno en centros sostenidos con fondos públicos (desde 2004 a 2016) hubo un primer aumento, un posterior descenso con la crisis y una subida hasta alcanzar valores por encima de los de partida. La variabilidad entre regiones se ha reducido levemente y disminuye cuando aumenta la inversión y a la inversa, han recalcado.

 

Según el informe, en la reducción en la brecha educativa entre comunidades han tenido mucho que ver los programas de cooperación territorial asignados con criterios de compensación, y la mayor participación y control que ejercen las sociedades y la propia comunidad educativa al tener más cercanos a los gestores. Han influido asimismo positivamente los fondos para becas o los sistemas de financiación autonómica más compensadores. Aunque "hay un amplio margen de crecimiento", estamos "en el camino" para seguir avanzando en la eliminación de las diferencias entre comunidades, han concluido los expertos.

Se reduce la brecha educativa entre CCAA menos en la repetición a los 12 años