miércoles 25/5/22

La Xunta abre este viernes el plazo para solicitar ayudas de hasta 3.000 euros que mejoren la eficiencia energética de los hogares

Ángeles Vázquez recuerda que podrán pedirlas tanto los propietarios de los inmuebles como los usufructuarios y los arrendatarios de una vivienda que acrediten la reducción de un 7% de la demanda de energía

ventana

A partir de este viernes, 4 de marzo, todas las personas interesadas en llevar a cabo una obra de rehabilitación que reduzca el consumo y mejore la eficiencia energética de su hogar, principalmente un cambio de ventanas, podrán presentar una solicitud al nuevo programa de ayudas que convoca la Xunta de Galicia y acceder a un incentivo de hasta 3.000 euros.

La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, avanzó hoy que el Diario Oficial de Galicia publicará mañana la resolución por la que se convoca esta línea de subvenciones, gestionada por el Gobierno gallego y dotada con un presupuesto de 13,5 millones de euros de fondos europeos Next Generation, con los que se podrán atender un mínimo de 4.500 solicitudes.

Así se lo avanzó Vázquez Mejuto al presidente y el secretario general de la Federación de asociaciones de empresas de la reforma y rehabilitación de Galicia (Federgal), Agustín Moreira y Rubén Mera, con los que mantuvo una reunión en la que también participaron el delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Gonzalo Trenor, y el director del Instituto Galego da Vivenda e Solo, Heriberto García Porto.

La conselleira les comunicó las condiciones de este programa de ayudas, para que lo difundan entre sus socios y miembros, y estos, a su vez, den traslado a los interesados y beneficiarios de las mismas, con el fin de darle el último empujón para que se animen a hacer sus hogares más sostenibles.

Explicó que uno de los aspectos positivos de esta línea de incentivos es que fija como beneficiarios no solo a los propietarios —individuales o colectivos— de un inmueble, sino también a los usufructuarios y arrendatarios de vivienda. No obstante, debe ser el domicilio habitual y tener un uso residencial. En el caso de aquellos edificios que comparten otros usos, el 50% de la superficie tiene que estar dedicada a uso de vivienda.

El objetivos de estas ayudas es reducir el consumo de energía y la demanda a través de pequeñas obras. Los beneficiarios podrán acceder a una ayuda de hasta el 40% del presupuesto, con un máximo de 3.000 euros de subvención y un mínimo de 1.000 euros de coste de la actuación. En todo caso, deberá se acreditará una reducción de la demanda de energía de un 7% como mínimo, de ahí que Ángeles Vázquez había citado el cambio de ventanas como uno de los principales ejemplos.

Al mismo tiempo, mejorar el aislamiento de las fachadas y de las cubiertas son otras actuaciones que optimizan la eficiencia energética, así como el cambio de la caldera por una instalación que no demande energía fósil (solar, biomasa, bombas de calor con geotermia, etc.).

La conselleira de Medio Ambiente agradeció a los representantes de Federgal la difusión de estas ayudas, que se podrán solicitar hasta el próximo 14 de octubre por medios telemáticos, y que “a fe que serán un vector positivo para dinamizar la actividad económica del sector”.

Por último, recordó que este es el segundo programa de fondos europeos que convoca y gestiona la Xunta, después del PREE 5000, que abrió su convocatoria en enero y está “siendo un éxito”, con más de 200 solicitudes hasta el momento.
 

La Xunta abre este viernes el plazo para solicitar ayudas de hasta 3.000 euros que...
Comentarios