miércoles. 17.08.2022

La Xunta prohíbe la cría en exterior de aves de corral para prevenir la gripe aviar

La Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia ha prohibido la cría al aire libre de aves de corral en hasta 34 municipios, en respuesta a la detección de casos en diversos países de la Unión Europea y a la situación de alerta en España, donde ya se ha detectado, al menos, un foco.

gallinas

La Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia ha prohibido la cría al aire libre de aves de corral en hasta 34 municipios, en respuesta a la detección de casos en diversos países de la Unión Europea y a la situación de alerta en España, donde ya se ha detectado, al menos, un foco.

Según han confirmado a Efe fuentes de Medio Rural, las medidas afectarán a las zonas de especial riesgo (ZER), que están constituidas por los ayuntamientos de A Illa de Arousa, Cambados, Meaño, O Grove, Sanxenxo, Ribadumia y Vilanova de Arousa, todos en la provincia de Pontevedra.

También se aplicarán a las zonas de especial vigilancia (ZEV), que incluyen los municipios de Dumbría, Mazaricos, Ortigueira, Porto do Son, Ribeira, Vimianzo y Zas, en la provincia de A Coruña; Ribadeo y Trabada, en la de Lugo; Porqueira, Rairiz de Veiga, Sandiás, Vilar de Santos y Xinzo de Limia, en la de Ourense; y A Guarda, Marín, Meis, Moaña, Poio, Pontevedra, Redondela, O Rosal, Soutomaior, Tomiño, Tui, Vilaboa y Vilagarcía de Arousa, en la de Pontevedra.

En estas localidades se prohíbe la cría de aves de corral al aire libre, de manera que todos los propietarios de granjas deberán mantener a las aves en su interior.

En el caso de no ser posible debido a la falta de instalaciones, las aves "podrían mantenerse en el exterior siempre que haya telas pasajeras o cualquier otro dispositivo que impida el acceso de las aves silvestres y siempre que las aves sean alimentadas y abastecidas de agua en el interior", de manera las aves silvestres no entren en contacto con el agua o alimentos destinados a las aves de corral.

También queda prohibida la actividad cinegética con aves del tipo anátidas (patos o similares) y charadriiformes (gaviotas y similares) y la cría de patos, ocas y gansos junto con otras aves de corral.

Tampoco se permitirá suministrar a las aves domésticas agua procedente de depósitos superficiales, manantiales u otras fuentes a las que hayan tenido acceso aves silvestres, a no ser que ese agua haya sido sometida previamente a un tratamiento higienizante.

Por último, se prohíben las concentraciones de aves de cualquier tipo, comerciales o no, y se hace obligatoria la inscripción de los corrales familiares en el Rexistro Galego de Explotacións Avícolas de la Consellería do Medio Rural.

Desde la Xunta explican que tras la detección de focos de influencia aviar altamente patógena (IAAP) tanto en aves silvestres como en aves domésticas en varios países europeos, el pasado 12 de diciembre el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación elevó el nivel de riesgo de aparición de esta enfermedad en las zonas de especial riesgo (ZER) y en las de especial vigilancia (ZEV), de manera que Galicia implantó las medidas oportunas de protección establecidas, que fueron comunicadas a los municipios afectados y a los diferentes agentes participantes en la vigilancia de la enfermedad.

Desde el 12 de diciembre han continuado los brotes de esta enfermedad en varios países de la Unión Europea, aumentando la situación de alerta en España, de manera que se modificó la evaluación de riesgo, estableciéndose un nivel muy alto en el SER y alto en el ZEV, de manera que el Ministerio "decidió extender a los municipios ZEV las mismas medidas preventivas que ya estaban vigentes en los municipios ZER".

Así, la dirección xeral de Gandaría, Agricultura e Industrias Agroalimentarias informó la semana pasada de forma inmediata a los agentes implicados directa o indirectamente en el sistema de alerta sanitaria veterinaria para comunicar la nueva situación epidemiológica y las nuevas medidas a aplicar en los municipios de las zonas ZEV, mantener la vigilancia sobre las aves de corral, de forma que " cualquier sospecha de presencia de esta enfermedad sea comunicada inmediatamente a los servicios veterinarios oficiales" y "continuar enfatizando la importancia de extremar las medidas de bioseguridad en todo tipo de instalaciones".

Para ello, se realizaron comunicaciones a los Servicios Veterinarios Oficiales, a los representantes del sector avícola gallego, a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivienda, a los Colegios Oficiales de Veterinarios, a la Policía Autonómica y a la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) y a los municipios afectados.

Cabe destacar que por el momento no se han detectado casos de gripe aviar en el territorio gallego.

La Consellería recuerda, además, que "no hay evidencias de que el serotipo H5N1, circulante en los últimos meses en Europa y España, tenga capacidad de transmitirse a las personas", aunque apuntan a que, como en cualquier otra patología animal, "debe minimizarse el contacto innecesario con los animales que aparezcan heridos o muertos" por la enfermedad.

La Xunta prohíbe la cría en exterior de aves de corral para prevenir la gripe aviar
Comentarios