viernes 21/1/22

Afronta doce años de cárcel por incendiar su piso para vengarse de su casero

La Fiscalía pide doce años de cárcel para un hombre que está acusado de prenderle fuego al piso en el que vivía, en la localidad lucense de Foz, para vengarse de su casero, después de que este le comunicase su intención de desahuciarlo de la vivienda si no pagaba “una serie de rentas adeudadas”.

justicia

La Fiscalía pide doce años de cárcel para un hombre que está acusado de prenderle fuego al piso en el que vivía, en la localidad lucense de Foz, para vengarse de su casero, después de que este le comunicase su intención de desahuciarlo de la vivienda si no pagaba “una serie de rentas adeudadas”.

La causa, que procede del Juzgado de Instrucción número 1 de Viveiro, será juzgada entre los días 1 y 2 de diciembre en la Audiencia Provincial de Lugo.

Según el escrito de acusación del ministerio público, el acusado, el día 29 de abril de 2017, “movido por el ánimo de venganza hacia su casero”, que vivía en el mismo edificio junto a varios miembros de su familia -todos ellos en plantas superiores a la vivienda que él mismo ocupaba-, le prendió fuego a la ropa de cama de su habitación y las llamas se propagaron rápidamente a otros enseres del inmueble.

El sospechoso se marchó entonces de su casa y se sentó a tomar “tranquilamente una cerveza” en la terraza del bar situado “justo enfrente del inmueble”, mientras “los vecinos iban bajando de sus casas al oler el humo del incendio”.

El fiscal hace constar que tuvieron que salir del edificio a causa del fuego el propietario del mismo, su esposa, sus cuñados y los inquilinos de otros dos pisos.

Alertados por el 112, los Bomberos de Barreiros se desplazaron de inmediato y lograron sofocar el incendio que, en todo caso, provocó “daños muy grandes” en el edificio, cuyo importe de reparación se acerca a los 10.000 euros.

El fiscal considera que lo sucedido es un delito de incendio con peligro para la vida o la integridad física de las personas. Aunque el acusado fue diagnosticado de “un trastorno adaptativo” relacionado con el “consumo abusivo de alcohol”, el ministerio público sostiene que conserva “íntegramente su capacidad para distinguir los actos correctos de los incorrectos”.

Pide para el acusado doce años de cárcel, que pague los gastos de extinción -que sumaron casi mil euros- e indemnice al propietario del edificio con 9.091 euros, para cubrir los gastos de reparación del inmueble.

Afronta doce años de cárcel por incendiar su piso para vengarse de su casero
Comentarios