sábado 12/6/21

Cuatro años de cárcel y expulsión del país por agredir sexualmente a una niña

Un joven colombiano reconoció este jueves en la Audiencia Provincial de Lugo que intentó agredir sexualmente a una menor de edad durante la noche de fin de año en Lugo, para lo que se aprovechó del estado de “intoxicación etílica y sumisión química en la que se encontraba” la víctima, y aceptó una pena de cuatro años de cárcel.

justicia

Un joven colombiano reconoció este jueves en la Audiencia Provincial de Lugo que intentó agredir sexualmente a una menor de edad durante la noche de fin de año en Lugo, para lo que se aprovechó del estado de “intoxicación etílica y sumisión química en la que se encontraba” la víctima, y aceptó una pena de cuatro años de cárcel.

El acuerdo entre su defensa y la acusación permitió rebajar la pena que pedía inicialmente el ministerio fiscal para él, nueve años de cárcel, en el juicio que se celebró este jueves en la Audiencia Provincial de Lugo, por unos hechos que sucedieron sobre las 05:30 horas del 1 de enero de 2020.

La pena de prisión será sustituida, cuando se cumpla la mitad del tiempo de reclusión -dos años-, por la expulsión del país, a donde el condenado no podrá regresar en cinco años.

Además, la pena impuesta también contempla la prohibición de acercarse a la víctima o comunicarse con ella durante diez años y el pago de 9.000 euros en concepto de responsabilidad civil.

Su abogada, Fernanda López, explicó que el acusado lleva “un año y 5 meses en prisión”, en el centro penitenciario de Bonxe, de modo que tendrá que cumplir “otros seis o siete meses y después será expulsado”, para regresar “a su país de origen”.

Según la Fiscalía, el acusado se encontró a la menor en la vía pública, en las inmediaciones de la Praza Maior de la ciudad y, desde allí, la condujo hacia el acceso a un garaje, apartado, donde “con ánimo lúbrico la agarró por el cuello y le tapó la boca”.

Según el relato de la acusación pública, se puso encima de ella y, además de quitarle la ropa y de realizarle tocamientos, intentó violarla, aunque no lo consiguió, al escuchar un viandante como la menor decía “no, por favor, no”.

Como consecuencia de estos hechos, el acusado fue enviado a prisión provisional por el Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, situación en la que permanece.

Comentarios