martes. 23.04.2024
La provincia de Lugo sufre el primer gran incendio del año en Galicia con un fuego que avanza sin control en Baleira y que ha arrasado hasta el momento quinientas hectáreas, según los cálculos provisionales facilitados este miércoles por la noche por Medio Rural.

Este incendio forestal, que comenzó el martes a las cinco en el lugar de Cubilledo, se ha complicado por las rachas de viento de hasta 70 kilómetros por hora y su dirección cambiante, según han informado los servicios de extinción.

Así las cosas, la falta de control de este fuego obligó a activar la situación 2 por la proximidad del mismo al núcleo de Fórneas. El incendio obligó esta tarde, igualmente, a desalojar a vecinos de dos aldeas de la zona.

El primer gran incendio del año en Galicia, una denominación que se reserva para aquellos que llegan a las 500 hectáreas arrasadas, afecta a localidades de Baleira, A Fonsagrada y Ribeira de Piquín.

Para su control se han movilizado hasta el momento tres técnicos, 14 agentes, 28 brigadas, 14 motobombas, una pala, una unidad técnica de apoyo, dos aviones y tres helicópteros.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha recogido en sus redes sociales que están "muy pendientes" de la situación y ha dejado claro que la prioridad es "la atención a los desalojados".

"La prioridad es la atención a los desalojados y pedir la máxima precaución a los afectados, tanto allí como en otros lugares con incendios activos. No pararemos hasta extinguirlos ni hasta saber las causas. En Galicia no hay impunidad para los incendiarios", publicó pasadas las diez el máximo responsable del gobierno autonómico.

La Xunta ha informado al final del día de un nuevo incendio activo en el ayuntamiento de Entrimo, en la parroquia de Venceáns, dentro del Parque Natural del Xurés, que afecta provisionalmente a diez hectáreas.

Este fuego se suma a los que continúan activos en Viveiro y Alfoz, mientras la Consellería ha dado por estabilizado el de Taboada, todos ellos en la provincia lucense.

La evolución de los incendios empieza con los fuegos activos, que después pasan a estabilizados, siguen a controlados y concluyen cuando están extinguidos.

Medio Rural recuerda que está a disposición de la ciudadanía el número de teléfono gratuito 085, al que deben llamar en caso de detectar algún fuego forestal.

Además, existe un teléfono anónimo y gratuito, el 900 815 085, para denunciar cualquier actividad delictiva incendiaria de la que se tenga sospecha o conocimiento. 

Baleira (Lugo) registra este marzo el primer gran incendio del año en Galicia