jueves. 20.06.2024

Censados 1.100 ejemplares para la tradicional Feira do Capón de Vilalba

La localidad lucense de Vilalba celebra mañana -día 21 de diciembre- su tradicional Feira do Capón -hay documentos que hablan de la celebración de esta feria en el año 1835-, con la participación confirmada de 35 criadores, que han censado para esta edición un total de 1.100 ejemplares de este codiciado producto, muy demandado en estas fechas como parte de los menús navideños de familias y restaurantes.
 
capon-vilalba

La localidad lucense de Vilalba celebra mañana -día 21 de diciembre- su tradicional Feira do Capón -hay documentos que hablan de la celebración de esta feria en el año 1835-, con la participación confirmada de 35 criadores, que han censado para esta edición un total de 1.100 ejemplares de este codiciado producto, muy demandado en estas fechas como parte de los menús navideños de familias y restaurantes.

En realidad, la celebración de esta feria, que recuperaba el pasado año su formato presencial, después de las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias para hacer frente a la pandemia de coronavirus, es el colofón a muchos meses de trabajo por parte de los criadores del Capón de Vilalba, que cuidan con mimo a sus animales para acreditar la calidad que distingue a este producto como uno de los manjares más reconocidos y apreciados de la Navidad.

Con una edad comprendida entre 45 y 60 días, y un peso superior a un kilo, los animales son castrados quirúrgicamente -de ahí viene su nombre-. Tras recuperarse de la intervención, comienza su crianza, al aire libre y con un alimentación natural. Finalmente, por San Martiño -a mediados de noviembre-, los animales son guardados en las 'capoeiras' y comienza su proceso de engorde, con harina de maíz, patatas cocidas y castañas.

Son sacrificados con una edad mínima de 150 días y un peso superior a 3,5 kilos, aunque la mayoría de los ejemplares presentados por los criadores se aproximan a los cinco kilos. En cuanto al precio, depende de la oferta y de la demanda, pero suele rondar los cien euros por ejemplar.

En realidad, con el paso de los años -la irrupción de las nuevas tecnologías y otros canales de comunicación entre compradores y criadores-, ha cambiado también la forma de vender este producto, de modo que muchos de los ejemplares censados son adquiridos por los clientes directamente en las casas de los propios productores.

Esa circunstancia resta afluencia de ejemplares de Capón de Vilalba -un producto cuya calidad está avalada por la Indicación Geográfica Protegida- a la propia feria, que mantiene en todo caso su esencia como vehículo de promoción y punto de encuentro entre compradores y criadores.

En esta ocasión, la apertura al público de la feria, que se celebrará en el interior de una carpa instalada en la Praza da Constitución, en pleno centro de Vilalba, se producirá a partir de las 10:00 horas.

A las 11:30 horas tendrá lugar la entrega de premios. En esta edición serán reconocidos aquellos criadores que presenten el Mejor Par de Capones y la Mejor Cesta. También habrá un galardón para el Mejor Criador y un premio especial.

Además, el Ayuntamiento de Vilalba concederá, precisamente para incentivar que los criadores lleven sus capones a la feria, una gratificación a aquel productor que se presente con más ejemplares.

Para animar la presencia de público, será sorteado entre los asistentes el mejor par de capones seleccionado por el jurado.

A modo de fin de fiesta, habrá una degustación gratuita, a partir de las doce y media del mediodía, donde se servirán 300 tapas de capón, con tres preparaciones diferentes a cargo del chef Antonio Díaz.

Censados 1.100 ejemplares para la tradicional Feira do Capón de Vilalba