domingo. 04.12.2022

Un conductor afronta multa de 10.400 euros por identificarse como su hermano

Un conductor sin carné interceptado en Lugo por agentes de la Policía Local se enfrenta al pago de una sanción mínima de 10.400 euros por hacerse pasar por su hermano para evitar la correspondiente multa cuando una patrulla le dio el alto en una calle de la capital lucense.

dgt
Un conductor sin carné interceptado en Lugo por agentes de la Policía Local se enfrenta al pago de una sanción mínima de 10.400 euros por hacerse pasar por su hermano para evitar la correspondiente multa cuando una patrulla le dio el alto en una calle de la capital lucense.

Según la información facilitada por la Policía Local, los hechos sucedieron este domingo -día 2 de octubre- cuando una patrulla de la Unidade Territorial de Policía de Barrio vio que un turismo circulaba de forma “irregular” por la calle Serra de Outes.

Al darle el alto, los agentes comprobaron que el coche carecía de seguro obligatorio y el conductor no portaba documento alguno para acreditar su identificación.

Cuando los agentes le preguntaron sus datos, les proporcionó una información que resultó ser falsa, dado que se correspondía con la filiación de su hermano y no con la suya.

Por ello, los agentes procedieron a su identificación y comprobaron que el conductor carecía de permiso, por la pérdida total de los puntos.

Aparte de instruir diligencias por un supuesto delito contra la seguridad vial, e inmovilizar el vehículo que conducía levantaron acta de denuncia por una infracción de la Ley de Seguridad Ciudadana, por proporcionar datos falsos en un proceso de identificación, que puede terminar en una sanción “en su grado mínimo” de 10.400 euros.

Por otra parte, Agentes de la Policía Local de Lugo le dieron el alto dos veces en apenas una hora al mismo conductor ebrio, que tras casi triplicar la tasa de alcohol permitida cuando fue sometido al primer control, hizo caso omiso a la orden de inmovilizar su vehículo y volvió a ponerse al volante, de modo que acumuló diferentes infracciones por las que perdió en ese tiempo 20 puntos del permiso de conducir.

Los hechos sucedieron el pasado 30 de septiembre, sobre las 15:45 horas, cuando una patrulla de la Unidade Territorial de Policía de Barrio vio como un vehículo que circulaba “de forma irregular” estuvo a punto de atropellar a dos peatones que estaban cruzando la calle, en la Avenida de Madrid.

Al darle el alto, se percataron de inmediato de que el conductor presentaba síntomas evidentes de haber bebido, por lo que fue sometido al correspondiente control de alcoholemia, en el que dio un resultado positivo de 0,62 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, más del doble de lo permitido por la ley.

Además, de inmovilizar su vehículo, fue denunciado por vía administrativa, con una propuesta de sanción de 1.000 euros y la retirada de seis puntos del permiso de conducir. Por otra parte, como el coche no había pasado la ITV, los agentes le abrieron otro expediente de sanción.

Una hora más tarde, la misma patrulla vio de nuevo al conductor sancionado al volante de su coche, por lo que los agentes volvieron a darle el alto.

Al final, en apenas una hora, perdió 20 puntos de su permiso de conducir y sumó sanciones por un importe de 2.900 euros. Su vehículo fue retirado por la grúa y quedó inmovilizado en el depósito municipal. 

Un conductor afronta multa de 10.400 euros por identificarse como su hermano
Comentarios