viernes 21/1/22

Una conductora ebria que huía de policía colisiona contra terraza hostelería

Una conductora de 53 años de edad, que dio una tasa de alcohol tres veces superior a la permitida por la ley, se saltó una señal de STOP en la ciudad de Lugo y cuando una patrulla de la Policía Local el dio el alto, continuó su marcha en sentido contrario y colisionó contra las protecciones de la terraza de un local de hostelería, hasta que finalmente fue interceptada.

accidente-lugo

 Una conductora de 53 años de edad, que dio una tasa de alcohol tres veces superior a la permitida por la ley, se saltó una señal de STOP en la ciudad de Lugo y cuando una patrulla de la Policía Local el dio el alto, continuó su marcha en sentido contrario y colisionó contra las protecciones de la terraza de un local de hostelería, hasta que finalmente fue interceptada.

Según ha informado la Policía Local, los hechos sucedieron sobre las 03:45 horas de este martes -día 04 de enero-, cuando una patrulla del Grupo Operativo Nocturno vio como un coche no respetaba una señal de STOP en la confluencia de las Conde y Río Eo.

Para identificar a la conductora, los agentes le dieron el alto, pero en vez de detenerse continuó circulando e invadió “completamente el carril” en sentido contrario, hasta realizar un giro hacia la Rúa Serra de Ancares, donde derribó los tablones de madera que delimitaban la terraza de un local de hostelería.

Finalmente, fue interceptada en la Rúa Fraga, donde los agentes comprobaron que la conductora presentaba síntomas evidentes de haber bebido. Al ser sometida al correspondiente control de alcoholemia, dio una tasa de alcohol de 0,86 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, más del tripe de lo permitido.

Por ello, la Unidade de Atestados instruye diligencias por un delito contra la seguridad vial por la modalidad de juicio rápido. El vehículo quedó inmovilizado.

La conductora se enfrenta ahora a una pena de prisión de tres a seis meses, multa o trabajos en beneficio de la comunidad y, en cualquier caso, a la privación para conducir vehículos a motor entre uno y cuatro años.

Una conductora ebria que huía de policía colisiona contra terraza hostelería
Comentarios