viernes. 01.03.2024

Los tres ancianos que siguen hospitalizados como consecuencia del brote de legionella detectado en la residencia de ancianos de As Gándaras, en Lugo, continúan "estables", según informaron a EFE fuentes hospitalarias.

 

Otro de los cuatro ancianos afectados por ese brote ya recibió el alta médica y, a partir del mediodía se espera un nuevo parte médico oficial por parte del Sergas. La Xunta de Galicia comunicó que ya ha adoptado "todas las medidas necesarias para controlar el brote de legionella".

 

Después del examen realizado en la residencia de mayores de As Gándaras, se comprobó que la fuente de la infección estaba localizada en unos conductos de agua caliente sanitaria, por lo que el lunes se inició el proceso de desinfección y se tomaron "las medidas necesarias" para evitar nuevos contagios, indicó la Administración autonómica.

Continúan estables los tres ancianos hospitalizados por legionella en Lugo