domingo. 25.09.2022

Denuncian la licencia a una mina de caliza por posibles daños al patrimonio

Los colectivos Cova Crea y Petón do Lobo, integrados en la plataforma ContraMINAcción, han presentado sendos recursos de reposición contra la licencia concedida por el Ayuntamiento de Triacastela a la empresa Cementos Cosmos para la extracción de caliza en la mina de Vilavella por posibles daños al patrimonio. 

Los colectivos Cova Crea y Petón do Lobo, integrados en la plataforma ContraMINAcción, han presentado sendos recursos de reposición contra la licencia concedida por el Ayuntamiento de Triacastela a la empresa Cementos Cosmos para la extracción de caliza en la mina de Vilavella por posibles daños al patrimonio.

 

Tras la obtención del permiso hace menos de dos semanas, numerosos colectivos se afanan en demostrar que la extracción en esa mina puede afectar al Camiño de Santiago y a la Cova de Eirós, única cueva en el noroeste de la Península que presenta restos del Paleolítico, y que se sitúa justo encima de la mina. Tras décadas explotando la mina con licencias que eran sometidas a revisión, la cementera logró una autorización municipal para retomar la actividad a principios de este mes de agosto, casi un año después -se cumple en el mes de septiembre- de que el municipio impidiese a la empresa la extracción por carecer de permiso, a raíz de una denuncia de la Asociación O Iribo.

 

Cementos Cosmos es concesionaria del derecho minero y su interés en conseguir a toda costa la autorización municipal se deriva de la alta calidad de la caliza, que le permite elaborar cementos diferentes. Los colectivos denunciantes señalan que "las actividades mineras, las voladuras y las detonaciones dañan gravemente este yacimiento arqueológico (Cova do Eirós) produciendo filtraciones de agua que dañan las pinturas".

 

También inciden en que la autorización avala un proyecto que data de antes de 2013, por lo que no se han sido incluidas en las evaluaciones la modificaciones que se llevaron a cabo posteriormente. En ese contexto han presentado los recursos Cova Crea y Petón do Lobo, en los que alegan que el reconocimiento administrativo por parte de la Dirección Xeral de Industria, Enerxía e Minas se limita al proyecto de explotación y plan de restauración del 1 de enero de 2003, por lo que las ampliaciones o modificaciones posteriores no puede ser objeto de reconocimiento administrativo, como es el caso.

 

"Al tratarse de un proyecto diferente al anteriormente aprobado - con distinto nombre, diferentes concesiones, mayor envergadura y mayores impactos - necesitaría ser llevado a cabo conforme a la legislación vigente, de correspondiente evaluación ambiental, así como del análisis de los impactos directos e indirectos de la actividad", explican los representantes de los colectivos. En consecuencia, aseguran que "no se trata de una simple regularización de una actividad extractiva existente". Por ello, los autores del recurso piden la nulidad de la licencia y exigen, como medida preventiva, la paralización inmediata de explotación y la suspensión de la autorización para el ejercicio de la actividad.

 

"Se pretende regular una actividad que no existe, no se puede regular la cantera en base a la norma de 2003", reprochó la portavoz de Petón do Lobo, Ana Martina Varela. Además, Alternativa Galega de Esquerda ha advertido en el Parlamento de Galicia que la licencia no puede otorgarse debido a un cambio en la concesión y ha señalado que la empresa debe cumplir exigencias como un plan de conservación del Camiño de Santiago y de la Cova de Eirós.

 

Denuncian la licencia a una mina de caliza por posibles daños al patrimonio
Comentarios