lunes. 04.07.2022
Operación Zebra

Desarticulada una red que blanqueaba dinero del narcotráfico en agroforestal

La Agencia Tributaria ha desmantelado, en el marco de la segunda fase de la conocida como Operación Zebra, una red que llegó a blanquear un importe superior a los tres millones de euros, supuestamente procedentes del narcotráfico, mediante inversiones en el sector agroforestal gallego.

La Agencia Tributaria ha desmantelado, en el marco de la segunda fase de la conocida como Operación Zebra, una red que llegó a blanquear un importe superior a los tres millones de euros, supuestamente procedentes del narcotráfico, mediante inversiones en el sector agroforestal gallego. Según informó el Ministerio de Hacienda en un comunicado, esta red fue desarticulada "tras una compleja investigación patrimonial" y, por "primera vez en Galicia", se han logrado "acreditar vínculos entre el narcotráfico y la explotación de plantaciones" en el monte, un negocio que ofrecía fuertes expectativas de revalorización para la red.

 

La Agencia Tributaria señala en la nota que por primera vez se ha detectado un volumen relevante de inversiones en el sector agroforestal gallego con fondos procedentes presumiblemente del narcotráfico, especialmente en plantaciones de pinos y eucaliptos que ofrecen una especial revalorización de los bienes con el transcurso del tiempo.

 

Para identificar las propiedades agroforestales de la organización, la Agencia Tributaria llevó a cabo una investigación para hallar todos los bienes que son propiedad de A.C.F, el principal investigado en esta segunda fase de la Operación Zebra, lo que permitió intervenir 111 hectáreas de terreno entre A Coruña y Lugo, supuestamente adquiridas para la plantación de pinos y eucaliptos con dinero procedente del tráfico de drogas.

 

Las fincas intervenidas están ubicadas en los municipios de Muras (Lugo) y As Pontes de García Rodríguez (A Coruña), y fueron identificadas gracias a las pesquisas realizadas por un grupo especial de Vigilancia Aduanera, que empleó medios aéreos, aplicaciones informáticas creadas específicamente para este fin, información notarial y registral y datos de la Dirección General del Catastro. Los investigadores estiman el valor actual de mercado de los terrenos intervenidos en 445.000 euros, sin tener en cuenta el rendimiento de la madera de las plantaciones realizadas.

 

Además, la red desarticulada complementaba las inversiones realizadas en la compra y plantación de terrenos con negocios en el sector funerario y en el de las pólizas de seguros de vida, de modo que se eleva a más de tres millones de euros el valor de los bienes blanqueados.

 

Las actuaciones, desarrolladas por funcionarios de Vigilancia Aduanera de Galicia y Castilla y León, arrancaron en mayo de 2015 con la detención de A.C.F, uno de los principales investigados en lo que pasaría a denominarse Operación Zebra II, al establecer los investigadores vínculos claros entre esta persona y J.C.P, detenido un mes antes como supuesto responsable de una gran trama de blanqueo de capitales.

 

En aquel momento, a A.C.F ya se le habían atribuido los mismos supuestos delitos de tráfico de drogas, contrabando, blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública que se habían establecido indiciariamente en la primera fase de la operación Zebra, tras comprobar que era uno de los "principales suministradores de J.C.P" y de su pareja, también investigada. A.C.F, con domicilio en Fene (A Coruña), fue detenido durante el regreso de un viaje a Madrid, en la localidad de Vilalba (Lugo), cuando transportaba en su Mercedes, en diversos espacios ocultos que habían sido previamente habilitados, unos 70.000 euros en diversos fajos de billetes.

 

La investigación posterior se centró en el patrimonio de esta persona y en sus maniobras para tratar de ocultar la "titularidad real de sus bienes", para lo que se sirvió de su ex pareja sentimental primero y de su actual mujer después, de modo que ambas figuran también como investigadas por su supuesta participación en un delito de blanqueo. Los tres prestaron declaración en el Juzgado de Instrucción número uno de Lugo el pasado 17 de diciembre en calidad de investigados, junto con otras seis personas más que lo hicieron como testigos.

 

La casa que constituye el domicilio familiar de A.C.F, en Fene (A Coruña), fue adquirida por la ex pareja sentimental del supuesto cabecilla de la red en 1999, pero nunca cambió de titularidad tras la compra, de modo que en el Registro de la Propiedad continuaba a nombre de los vendedores. Además de la propia casa, los investigadores intervinieron 238.000 euros en efectivo en ese domicilio de Fene, así como otras dos viviendas en Muras y 175.000 euros en cuentas bancarias En estos momentos, la operación 'Zebra' continúa abierta en una tercera fase, en la que está analizando la documentación recibida a partir de las distintas comisiones rogatorias libradas por el Juzgado de Instrucción número uno de Lugo, dirigido por Pilar de Lara.

Desarticulada una red que blanqueaba dinero del narcotráfico en agroforestal
Comentarios