sábado 27/11/21

La Policía de Lugo desarticula una banda que traficaba con personas desde Perú

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría Provincial de Lugo, encargados de la investigación de delitos relacionados con la inmigración irregular, han detenido, de momento, a dos personas que supuestamente formaban parte de una organización que traficaba con personas desde Perú.

policia
policia

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría Provincial de Lugo, encargados de la investigación de delitos relacionados con la inmigración irregular, han detenido, de momento, a dos personas que supuestamente formaban parte de una organización que traficaba con personas desde Perú, para lo cual engañaba a las víctimas con promesas de vivienda y trabajo en España.

La Policía Nacional ha informado de que la cabecilla de la banda, una mujer de origen peruano y con nacionalidad española, dado que lleva viviendo en España desde hace más de veinte años, fue detenida en la localidad de Burela, donde tiene su residencia.

Aunque de momento solo han sido arrestadas dos personas, la Policía Nacional ha informado de que la organización estaba integrada por cuatro miembros, pero la investigación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones.

La operación policial se puso en marcha después de una larga investigación que comenzó a raíz de la denuncia presentada por una de las víctimas, que puso su situación en conocimiento de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras.

Los agentes encargados del caso sostienen que “el cerebro de esta organización” aprovechó que tenía la nacionalidad española y conocimientos sobre los tramites y requisitos necesarios para la entrada en territorio Schengen para iniciar ese tráfico de personas desde Perú.

En cuanto a los demás miembros de la organización, se fueron incorporando “de forma estable, entorno a la detenida, para dar seguridad a dichos flujos migratorios y rodearlos de una apariencia de autenticidad, que no levantase sospechas en los controles fronterizos”, tanto en aquellos “que se realizan a la entrada en el espacio Schengen”, como, posteriormente, en Galicia.

De hecho, la banda organizó su actividad con el “fin último de obtener la máxima rentabilidad económica con la entrada de emigrantes, dando una apariencia externa de legalidad”, explica la Policía.

Para ello, cabecilla de la organización se dedicaba a “captar” personas en Sudamérica, normalmente víctimas que se encontraban en “situación de necesidad o vulnerabilidad”, por encontrarse en una situación económica muy precaria, por pasar por algún tipo de dificultad sobrevenida o por haber sido víctimas de algún delito en su país.

A esas personas les ofrecía la posibilidad de venir a España, establecerse en su domicilio y les prometía un contrato de trabajo, que nunca llegaba a existir, dado que “al llegar a España como turistas carecen de autorización de trabajo y residencia”.

Además, se ofrecía “a gestionar y financiar los billetes de avión”, así como a realizar el resto de los trámites necesarios para facilitar su viaje a España, “de forma personal y con la ayuda y apoyo de la infraestructura de la organización montada al efecto”.

Al estar en una “situación de total dependencia, económica y emocional, ya que no conocen a nadie en España”, la cabecilla de la organización controlaba los movimientos de las víctimas, hasta el punto de vigilar a las personas con las que hablaban y de obligarlas a poner el altavoz del móvil para escuchar sus conversaciones.

Al llegar al país, además, se encontraban con que el trabajo prometido no existía, carecían de permiso de residencia y tenían una deuda económica contraída con la detenida por las gestiones realizadas, con los correspondientes intereses.

La organización, de hecho, se aprovechaba “de la situación del desconocimiento de las víctimas de las leyes españolas para lucrarse con la realización de unos trámites que son gratuitos”.

Además de la cabecilla arrestada en Burela, otro de los integrantes de la banda ha sido detenido en Madrid, mientras que los otros dos investigados están ahora mismo en situación de búsqueda y captura.

De todo lo actuado, la Policía Nacional ha dado cuenta a la autoridad judicial.

La Policía de Lugo desarticula una banda que traficaba con personas desde Perú
Comentarios