jueves 13/5/21

La detención de un vecino de Vilalba culmina una operación contra la venta de droga

La Guardia Civil, en la denominada 'Operación Thorir', ha detenido a seis personas y ha desmantelado una supuesta red dedicada al tráfico de drogas, integrada de forma mayoritaria por vecinos de A Mariña de Lugo, aunque el último arresto se produjo en la Terra Chá.

guardia-civil56

La Guardia Civil, en la denominada 'Operación Thorir', ha detenido a seis personas y ha desmantelado una supuesta red dedicada al tráfico de drogas, integrada de forma mayoritaria por vecinos de A Mariña de Lugo, aunque el último arresto se produjo en la Terra Chá, concretamente en Vilalba, donde residía el sospechoso de distribuir la cocaína intervenida a la banda.

La investigación, informa este cuerpo, se puso en marcha a raíz de varias “denuncias y testimonios de personas usuarias de servicios de prostitución”, informó la Guardia Civil, que vincularon ese negocio con “el tráfico de drogas y el consumo de estupefacientes”.

La operación que puso en marcha la Guardia Civil se ha saldado con la detención de seis personas y la intervención de seis kilos de hachís, cien gramos de cocaína, más de 40.000 euros en efectivo, varios vehículos y útiles para cortar y adulterar la droga.

Después del arresto de los demás integrantes de la banda, del que informó la propia Guardia Civil el pasado 22 de abril, el último detenido de esta operación es un vecino de Vilalba de 35 años de edad.

En el registro practicado en su domicilio, los agentes encontraron 120 gramos de cocaína y los útiles necesarios para preparar la droga para su venta.

Además, al detenido también se le imputa la entrega de la cocaína que fue intervenida en las fases previas de esta misma operación, que dirige el Juzgado de Instrucción número 2 de Mondoñedo.

La Guardia Civil informó de que este sospechoso adoptaba “medidas de seguridad” que dificultaron mucho la investigación, dado que las entregas de droga las realizaba en pistas forestales, pastizales o lugares despoblados de la Terra Chá, lo que le permitía detectar cualquier movimiento a su alrededor.

El detenido ha sido puesto a la autoridad judicial, que ha ordenado su ingreso en un centro penitenciario.

Comentarios