sábado 25/9/21

Detenido por agredir a menor para robarle un patinete eléctrico en Foz (Lugo)

La Guardia Civil ha detenido en Burela (Lugo) a un joven de 22 años de edad como supuesto autor de un delito de robo con violencia e intimidación, dado que es sospechoso de haber agredido a un menor de edad para quedarse con su patinete eléctrico, valorado en unos 450 euros.

guardia civil

La Guardia Civil ha detenido en Burela (Lugo) a un joven de 22 años de edad como supuesto autor de un delito de robo con violencia e intimidación, dado que es sospechoso de haber agredido a un menor de edad para quedarse con su patinete eléctrico, valorado en unos 450 euros.

Según ha informado la Guardia Civil, los hechos tuvieron lugar en la localidad mariñana de Foz, en la madrugada del pasado 29 de agosto.

Supuestamente, el detenido, que se encontraba en compañía de varias personas, agredió a un menor de edad y se llevó el patinete eléctrico de la víctima.

La Guardia Civil localizó a través de las redes sociales fotografías en las que se aparecía el patinete eléctrico, tomadas después del robo, lo que permitió identificar al autor de los hechos y recuperar el vehículo sustraído, dado que lo guardaba en su propio domicilio.

El detenido ha sido puesto a disposición judicial.

Por otra parte, tres jóvenes, con edades comprendidas entre 19 y 22 años -todos sin antecedentes penales- arrojaron 300 gramos de hachís por la ventanilla del vehículo en el que viajaban antes de ser detenidos por agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que los habían sorprendido cuando supuestamente estaban trapicheando con la droga.

Según ha informado la Policía Nacional, los hechos ocurrieron a primera hora de la noche de ayer, cuando una patrulla realizaba labores de vigilancia por la zona de las Casas Sindicales de Lugo y los agentes observaron que tres jóvenes, al percatarse de su presencia, trataron de ocultarse en el interior de un vehículo y se dieron a la fuga.

Los agentes vieron que, en uno de los giros, arrojaron un paquete por la ventanilla del turismo.

Cuando finalmente se detuvieron, fueron identificados por los agentes, mientras que otra patrulla recogía en la calle el paquete que habían arrojado por la ventanilla, un envoltorio de plástico con 290 gramos de hachís.

Tras registrar el coche, los agentes intervinieron una báscula de precisión, ciento treinta euros, tres teléfonos móviles y una bolsa con marihuana.

Fueron detenidos por tráfico de drogas y trasladados a la Comisaría, donde se les tomará declaración a lo largo de la jornada de hoy, antes de que ponerlos a disposición judicial.

Comentarios