jueves 13/5/21

Cinco detenidos, uno por intento homicidio, por reyerta entre clanes en Lugo

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a los cinco implicados en una reyerta entre dos familias gitanas que se producía el pasado jueves -día 15 de abril- a las puertas del colegio de As Gándaras, con el resultado de cuatro personas heridas que tuvieron que recibir atención médica.

poliica25

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a los cinco implicados en una reyerta entre dos familias gitanas que se producía el pasado jueves -día 15 de abril- a las puertas del colegio de As Gándaras, con el resultado de cuatro personas heridas que tuvieron que recibir atención médica.

Según ha informado la Comisaría Provincial, todos los detenidos presentan antecedentes policiales y pertenecen a los dos clanes enfrentados.

Tres de los detenidos quedaron en libertad tras prestar declaración en Comisaría, mientras que uno de los dos arrestados que ayer fueron puestos a disposición judicial fue enviado directamente a prisión, como investigado por un supuesto delito de homicidio en grado de tentativa, y el otro quedó libre por decisión del juez.

La reyerta vino precedida, según ha informado la Policía Nacional, por una pelea entre dos menores de edad, miembros de los clanes enfrentados, que se había producido el día anterior en la Rúa Camiño de Roca, lo que hizo que familiares de uno de ellos fuesen a esperar a los miembros de la otra familia en la entrada del colegio de As Gándaras, para encontrarse con ellos cuando fuesen a recoger a los niños.

La Policía Nacional sostiene que el enfrentamiento entre ambos clanes viene “de meses atrás” y que, en el transcurso de la reyerta, el detenido que ingresó en prisión preventiva, protagonizó un intento de homicidio, acompañado por la gente que lo seguía.

De hecho, según la investigación policial, el supuesto autor del intento homicidio atropelló a uno de los miembros del clan rival cuando iba a dejar a sus hijos menores en el colegio.

La víctima salió despedida por encima del coche “unos veinte metros” y, cuando estaba en el suelo, armados con barras de hierro y palos, los miembros del otro clan continuaron golpeándolo. Su esposa trató de protegerlo, por lo que también sufrió politraumatismos a causa de la agresión.

Cuando los miembros del clan que protagonizó supuestamente la agresión salieron a toda prisa del lugar, provocaron desperfectos en los vehículos que estaban estacionados.

En las inmediaciones del colegio permanecieron las personas más afectadas por la agresión, que fueron trasladadas de urgencia por los servicios sanitarios al HULA.

La Policía Nacional estableció un dispositivo de seguridad y, durante días, mantuvo la vigilancia sobre el poblado de Mazoi para evitar nuevos enfrentamientos.

Finalmente, una vez realizada la correspondiente investigación, con ayuda de las unidades de Intervención Policial de la Jefatura Superior de Galicia, se procedió al arresto de los sospechosos y a la incautación de los vehículos utilizados en la reyerta.

Estas rencillas tienen su origen, según la investigación, en las amenazas que se produjeron entre los implicados hace algún tiempo, a través de las redes sociales, cuando uno de los clanes amenazó con armas de fuego a la otra familia.

Como consecuencia de ello, la Policía Nacional detuvo a las personas que aparecían en las redes sociales “profiriendo las amenazas”, además de intervenir cuatro armas largas, tres escopetas, un fusil, dos armas cortas y la correspondiente munición.

Comentarios