martes 22/6/21

Detenidos tres miembros de una misma familia por vender droga a menores

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) han detenido a tres miembros de una misma familia -un padre, una madre y su hijo-, con edades comprendidas entre 42 y 19 años, por vender droga a escasos metros de un centro educativo de Lugo, concretamente en la calle Alexandre Bóveda, y a menores de edad.

policia34

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) han detenido a tres miembros de una misma familia -un padre, una madre y su hijo-, con edades comprendidas entre 42 y 19 años, por vender droga a escasos metros de un centro educativo de Lugo, concretamente en la calle Alexandre Bóveda, y a menores de edad.

Según ha informado la Comisaría Provincial de Lugo, uno de los detenidos, sobre el que pesaban cinco requisitorias decretadas por diferentes juzgados de Galicia y Asturias, ha sido enviado directamente a prisión por la autoridad judicial, mientras que los otros dos detenidos, su hijo y su esposa, quedaron en libertad con cargos tras pasar a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo.

Las investigaciones comenzaron a principios de 2020, como consecuencia de “la creciente alarma social que habría generado la presencia de los detenidos en un domicilio” de esa zona de la ciudad, explica la Policía Nacional, porque “era continua la afluencia de personas con aspecto de toxicómanos que, tras acudir brevemente al domicilio para adquirir la droga, permanecían en grupos por los alrededores”.

La “sensación de inseguridad” en el barrio se vio incrementada después de “una serie de reyertas en la zona en las que estaban implicados los investigados”.

Los agentes encargados del caso comprobaron que “el trasiego de personas que acudían al domicilio de los detenidos era continuo y constante a lo largo de distintas horas del día”, por lo que pusieron en marcha una investigación para recoger pruebas sobre la supuesta venta de drogas que realizaban los sospechosos en su domicilio y, además, a “muchos de sus clientes jóvenes menores de edad”.

También llamó la atención de los investigadores el hecho de que “durante el período más estricto de confinamiento domiciliario derivado de la crisis sanitaria, el trasiego de personas que acudían a comprar droga a este domicilio no se redujo en ningún momento”, sino que incluso “aumentó”.

Precisamente, la investigación también les permitió a los agentes constatar que dentro de la citada vivienda se estaba ocultando un miembro del “clan familiar” sobre el que pesaban cinco órdenes de búsqueda y captura, así como una de ingreso en prisión.

Tras varios meses de investigaciones, en los que recopilaron indicios suficientes, agentes de la Policía Nacional, coordinados por el Juzgado de Instrucción número uno de Lugo, efectuaron “una entrada y registro en la vivienda”.

Comprobaron que, “efectivamente”, una de las personas que estaba oculta en el domicilio era “el hombre que estaba siendo buscado.

También fueron arrestados su esposa y su hijo, después de encontrar distintas cantidades de hachis, distribuidas en bolsitas individuales y preparadas para su venta, así como dinero en efectivo y distintos útiles para pesar y empaquetar la droga.

En el registro, la policía también intervino armas blancas de grandes dimensiones.

En cuanto al hombre sobre el que pesaban las requisitorias judiciales, una vez trasladado a dependencias policiales, fue imputado como responsable de “una peligrosa huida” a bordo de un vehículo, que tuvo lugar solo unos días antes tras ser interceptado por la policía en las inmediaciones de la estación de autobuses de Lugo.

Detenidos tres miembros de una misma familia por vender droga a menores
Comentarios