viernes. 19.07.2024

El letrado que se hizo cargo de la defensa de Brais Lozano Osa en el juicio por el doble crimen de Xermade, Jorge Vázquez, confirmó a EFE que ha dejado el caso y que ahora será otro penalista, con despacho en Madrid, quien se hará cargo de presentar el recurso contra el veredicto del jurado ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

 

La Audiencia Provincial de Lugo condenó a Brais Lozano Osa, el único imputado que se sentó en el banquillo de los acusados para responder por el doble crimen de Xermade, a casi 56 años de cárcel, después de que un jurado popular lo considerase culpable de todos los cargos que se le imputaban.

 

El letrado Jorge Vázquez había anunciado que presentaría un recurso ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) para solicitar que se repitiese el juicio.

 

También informó de que la base de ese recurso, que ahora presentará otro letrado, sería "la falta de motivación o la nula motivación" del veredicto que dio a conocer el jurado el día 3 de octubre, después de una semana de juicio. Tras ese veredicto de culpabilidad, el magistrado presidente de la sección segunda de la Audiencia Provincial de Lugo condenó a Brais Lozano a 23 años de cárcel por cada uno de los dos delitos de asesinato, el de Víctor Hermida -de 74 años- y el de su hijo Eulogio -de 51-.

 

También lo condenó por un delito de lesiones a la única superviviente de los macabros sucesos ocurridos en la casa de Burgás, Domitila Rodríguez Souto, de 79 años de edad, esposa de Víctor Hermida y madre de Eulogio; así como a otros cuatro años y tres meses de prisión por el robo con violencia en la casa de Burgás y a otros ocho meses de reclusión por maltrato animal, en concreto por la muerte de uno de los perros de la familia y las heridas que sufrió otro.

 

El abogado que llevó la defensa por el crimen de Xermade deja el caso