viernes. 01.03.2024

El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez Casado, ha apostado por los cierres parciales de la Autovía del Cantábrico (A-8) mientras se estudian posibles soluciones a las incidencias que causa la niebla y el alcalde de Mondoñedo (Lugo), Orlando González, ha exigido arreglos en la carretera alternativa. Juárez, acompañado del Jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Galicia, Ángel González del Río, ha recibido a González, para hablar de las nuevas medidas adicionales que el Ministerio de Fomento acomete en la A-8 entre Mondoñedo y Careira (A Xesta).

 

El tramo de A Xesta, donde el pasado sábado se produjo la colisión múltiple que provocó la muerte de una mujer de 37 años y dejó heridas a casi medio centenar de personas debido a la escasa visibilidad causada por la niebla, pasa ahora por un estudio exhaustivo. Mientras, ese tramo "para evitar toda situación de riesgo", según ha explicado el delegado del Gobierno, que piensa "que se está haciendo todo lo que se puede hacer".

 

En la autovía, que "se puso en servicio hace escasamente cinco meses" y ya "se conocía que había dificultades desde el punto de vista geológico y climatológico" se da un caso único en España. "No conozco ningún otro caso donde se han instalado dispositivos especiales para un fenómeno como la niebla. Se modificó el proyecto para instalar esas balizas y mejorar la seguridad en la vía", ha recordado.

 

Ahora "es obligado que los responsables trabajen en qué se puede mejorar, algo que ya estaban haciendo" y "se proponen la instalación de medidas adicionales" como la "reducción de velocidad en caso de niebla y más paneles de información" además de un balizamiento especial. "Hasta que no estén implantadas las medidas adicionales, tráfico cerrará la carretera cuando las condiciones no llegan a unos mínimos", ha añadido, aunque la decisión final la tendrán los técnicos.

 

El regidor de Mondoñedo ha exigido arreglos en la carretera Nacional 634, que pasa por su término municipal y que ahora se usa cuando se desvía el tráfico de la Autovía del Cantábrico. Sin embargo, Juárez, que piensa que "debe mantenerse en idóneas condiciones haya o no cierres", ha reconocido que "no se contempla una necesidad urgente de hacer ningún tipo de arreglo" en esta vía, algo con lo que discrepa el alcalde. González ha explicado que varias empresas de transportes han pedido a sus empleados que mientras no termine la instalación de nuevas medidas en la A-8 "no la usen por su peligrosidad", por lo que aumenta todavía más el tráfico por la N-634.

 

En ese sentido piensa que sería idóneo adaptarla a las condiciones e incluso hacer un carril lento hasta A Xesta, aunque lo más importante es que no quede abierta la Autovía cuando las condiciones lo impiden a pesar de que eso "no causa seguridad a los conductores" que necesitan de una alternativa "en buenas condiciones".

 

El Gobierno apuesta por cierres parciales en A-8 y el alcalde de Mondoñedo urge...