jueves 13/5/21

Un emigrante gallego retornado aprovecha su experiencia en Suiza para poner en marcha un taller de reparación de relojes

Desde la puesta en marcha de este programa, fueron casi 300 los gallegos retornados que crearon proyectos empresariales con ayuda de Emigración
emigrante-retornado-suiza-reparar-reloj-abadin-lugo

El secretario general de la Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, se desplazó hoy hasta el ayuntamiento de Abadín para conocer el proyecto empresarial de un emigrante gallego retornado de Suiza que aprovechó su experiencia profesional para poner en marcha un taller de reparación de relojes apoyado por una ayuda de este departamento autonómico.

En la visita, Rodríguez Miranda estuvo acompañado del delegado de la Xunta en Lugo, Javier Arias, así como del alcalde de la localidad, José María López Rancaño.

José Armando Chao Gil retornó de Suiza en 2019 y puso en marcha un taller de reparación y restauración de relojes y venta de bisutería en el casco urbano de Abadín. Para la puesta en marcha de este negocio contó en 2020 con una ayuda de la Secretaría General de la Emigración de 7.000 euros, a través de la línea de ayudas a emprendedores retornados.

El secretario general de la Emigración destacó la importancia del impulso empresarial de los gallegos retornados, “que apuestan por poner en marcha nuevas empresas, muchos de ellos en el rural, y algunos incluso generando puestos de trabajo”.

En este sentido, Rodríguez Miranda aprovechó la visita para recordar que acaba de abrirse esta nueva línea de ayudas, que en 2021 cuenta con un presupuesto de 800.000 euros. El pasado año, se beneficiaron de la misma 94 emprendedores retornados.

Este programa de ayudas al emprendimiento de los retornados cuenta este año con una línea especial a causa de la covid-19, “ya que somos conscientes de las dificultades que supone emprender y más en un tiempo tan complejo como el que estamos viviendo con la actual pandemia”.

De este modo, el programa cuenta con dos líneas de ayuda para personas emigrantes gallegas retornadas que ejerzan su actividad laboral o profesional en nuestra comunidad autónoma, una que promueva el autoempleo con el objetivo de fomentar el establecimiento como personas autónomas o por cuenta propia, y otra, relativa a la covid-19, destinada a compensar las pérdidas provocadas por la reducción de la actividad económica de las personas trabajadoras autónomas o por cuenta propia en el contexto actual de pandemia. El plazo de presentación finaliza el 30 de septiembre.

Las ayudas serán de 5.000 euros en el caso de la primera línea (aumentables en 1.000 si la beneficiaria es mujer y otros 2.000 si se pone en marcha en un ayuntamiento rural) y de 3.000 en el caso de la segunda línea.

En 2020 la provincia de Lugo contó con 6 beneficiados por estas ayudas, 4 en la capital de la provincia, otro en Ribadeo y este retornado de Suiza en Abadín.

Desde la puesta en marcha de este programa, fueron casi 300 los gallegos retornados que ya crearon un proyecto empresarial apoyado a través de la Secretaría General de la Emigración.

Esta línea de subvenciones tiene como fin favorecer el retorno a nuestra comunidad autónoma de los gallegos residentes en el exterior de manera que puedan fijar su residencia e integrarse social y laboralmente en la sociedad, realizando en ella sus actividades empresariales y profesionales, favoreciendo así el desarrollo del tejido empresarial de Galicia.

Se trata de una de las más de 50 medidas incluidas en la Estrategia Galicia Retorna, de carácter transversal y coordinado por la Secretaría General de la Emigración con la colaboración de todos los departamentos de la Xunta de Galicia.

Comentarios