lunes. 15.08.2022

En el sofá tras acceder por la fuerza la policía al no contestar a su familia

Agentes de la Policía Local de Lugo accedieron por la fuerza el pasado sábado -día 14 de diciembre- a la vivienda de un octogenario que no contestaba a sus familiares, por temor a que le hubiese pasado algo al anciano, pero se lo encontraron sentado en el sofá “consciente y en buen estado”, con el televisor encendido.

Agentes de la Policía Local de Lugo accedieron por la fuerza el pasado sábado -día 14 de diciembre- a la vivienda de un octogenario que no contestaba a sus familiares, por temor a que le hubiese pasado algo al anciano, pero se lo encontraron sentado en el sofá “consciente y en buen estado”, con el televisor encendido.

 

Los hechos ocurrieron poco antes de las diez de la noche, cuando efectivos de la Policía de Barrio se desplazaron a un inmueble de la Ronda das Mercedes alertados por una persona que informó de que estaba llamando a la vivienda de un familiar de avanzada edad, pero este no le contestaba.

 

Aunque esa persona disponía de llaves para acceder a la vivienda, no podía entrar en el piso porque la puerta de entrada tenía un pasador de seguridad con una cadena. Ante el temor de que le hubiese pasado algo al anciano, llamó a la Policía Local, cuyos agentes comprobaron al llegar al lugar que había una luz encendida dentro de casa y que estaba funcionando el televisor.

 

“Ante la sospecha de que realmente le hubiese pasado algo grave” a la persona que estaba dentro del piso, los agentes rompieron la cadena de seguridad y accedieron al interior de la vivienda. Sin embargo, se encontraron al anciano, de 88 años de edad, “sentado en el sofá, consciente y en buen estado”. Dijo que “no escuchó ni el timbre de la puerta ni el teléfono”.

En el sofá tras acceder por la fuerza la policía al no contestar a su familia
Comentarios