martes. 23.07.2024
El cadáver recuperado la pasada noche de aguas del río Miño a su paso por Lugo es de un hombre, que todavía no ha sido indentificado, y no presentaba ningún signo externo de violencia, según informaron a Efe fuentes policiales.

De momento se desconoce la identidad del fallecido y las circunstancias del óbito, pero esas mismas fuentes indicaron que, ante la ausencia de indicios que indiquen lo contrario, no se trabaja por parte de la Policía Nacional, que se ha hecho cargo de la investigación, con la hipótesis de una muerte violenta.

Efectivos de los Bomberos de Lugo, con ayuda de una zodiac, recuperaron a primera hora de la noche de ayer un cadáver en avanzado estado de descomposición en aguas del río Miño, según la información confirmada a EFE por el Cuerpo Nacional de Policía.

De hecho, la Comisaría Provincial de Lugo fue alertada pocos minutos antes de las nueve de la noche, por parte de un particular, del hallazgo de lo que parecía un cadáver en aguas del río Miño, en la parroquia de Conturiz.

Hasta el lugar se desplazó de inmediato una patrulla de la Policía Nacional, cuyos agentes comprobaron que era imposible acceder a pie hasta el lugar en el que se hallaba el cuerpo.

Finalmente, se presentaron los Bomberos de Lugo, quienes, con ayuda de una embarcación, lograron acercarse hasta el lugar en el que estaba el cadáver y recuperar el cuerpo, que estaba en avanzado estado descomposición.

Precisamente, a raíz de su estado, fue imposible identificar a la persona fallecida. El cadáver fue trasladado al HULA, donde se le realizará la autopsia para determinar las causas de la muerte.

Al mismo tiempo, se ha iniciado una investigación para identificar a la persona fallecida. 

El cadáver recuperado del río Miño en Lugo no presenta signos de violencia