martes 30/11/21

Esconde en el sótano de su local a siete clientes para evitar una sanción

Un hostelero de Lugo se enfrenta a tres sanciones por tratar de esconder a siete clientes que estaban consumiendo en su local, una vez superado el horario de apertura autorizado, en el sótano del establecimiento, cuando agentes de la Policía Local se presentaron para realizar una inspección del mismo.

policia85

Un hostelero de Lugo se enfrenta a tres sanciones por tratar de esconder a siete clientes que estaban consumiendo en su local, una vez superado el horario de apertura autorizado, en el sótano del establecimiento, cuando agentes de la Policía Local se presentaron para realizar una inspección del mismo.

Sucedió este lunes, día 1 de noviembre, sobre las 02:15 horas, cuando agentes de la Policía Local que patrullaban a pie por la Rúa Nova, en pleno casco histórico, escucharon ruido procedente del interior de un local de hostelería que tendría que haber cerrado a las 01:30 horas.

Los agentes comprobaron que la puerta del establecimiento estaba cerrada, pero a través de los cristales consiguieron ver que había personas sentadas en las mesas del local, hablando entre sí y consumiendo bebidas.

Al llamar a la puerta para realizar la inspección, los ruidos cesaron de repente y se apagaron las luces en el interior del establecimiento.

Al no abrir la puerta del establecimiento, los agentes le hicieron saber desde el exterior al responsable del local que su conducta podría acarrearle graves sanciones, por lo que, pasados quince minutos, finalmente les franqueó el paso.

A los policías les dijo que estaba solo, pero durante la inspección, comprobaron que, detrás de la barra, había una trampilla en el suelo que daba acceso al sótano del establecimiento.

Tras pedirle al responsable que la abriese, bajaron al almacén y se encontraron escondidos en su interior, en un espacio de reducidas dimensiones, a siete clientes que, momentos antes, estaban consumiendo en el establecimiento.

El hostelero fue denunciado por infracciones graves de la normativa de espectáculos públicos, por infringir la Lei de Saúde de Galicia y por saltarse la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, en este caso por desobediencia a agentes de la autoridad.

Esconde en el sótano de su local a siete clientes para evitar una sanción
Comentarios