viernes. 14.06.2024
El premio Gordo del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad -que ha caído en el número 05.490- ha dejado 180 millones de euros en premios en la localidad lucense de A Fonsagrada, gracias a las 45 series vendidas por la Administración número 1 de la capital municipal -ubicada en el inmueble número 15 de la Avenida de Galicia-.

Este mediodía decenas de personas se agolpaban a las puertas de la administración de loterías, muchas de ellas agraciadas con la propiedad de alguno de los 450 décimos premiados en El Gordo.

Mar Fernández, vecina de la localidad, confirmó que a su familia le había tocado uno de los décimos premiados. “Me puse muy nerviosa al verlo. No sabía de donde había llegado. Al final, fue un regalo”, aclaró.

“Lo mejor es que le ha tocado a muchísima gente del pueblo. Eso sí que es una buena lotería. Aquí nos conocemos todos. Los premiados van saliendo poco a poco, pero seguro que le ha tocado a mucha gente”, añadió.

“Estamos muy contentos”, dijo Mar, quien reconoce que todavía no sabe qué hará con el dinero. “De momento no lo pensé”, confesó.

Borja estaba con su ganado, a unos veinte kilómetros de A Fonsagrada, cuando recibió la llamada de su madre. También su familia tiene uno de los décimos premiados.

“Nos ha tocado un décimo. Estaba con el ganado, a unos 20 kilómetros. Me llamó mi madre llorando. En realidad, le ha tocado a ella, pero soy hijo único, así que seguramente algo también a mí”, ha contado a Efe entre risas.

Reconoció que este último año había sido duro para su familia, “mi padre se rompió una pierna y se murió mi abuela”, explicó Borja, quien reconoció que ahora están “muy felices” por este premio.

El alcalde de la localidad, Carlos López, quien aseguró que no tiene “ningún décimo” del número premiado, afirmó que una parte de esos millones que ha dejado El Gordo podrían haberse marchado “para Asturias”.

“La gente del pueblo, como yo, solemos comprar la lotería en los bares de A Fonsagrada. Son de la misma administración, pero en este caso, los décimos premiados fueron vendidos en ventanilla”, explicó el alcalde.

Por eso, insistió, “aunque tengo muchos décimos, ninguno de El Gordo, porque, además, al ser un número bajo se vendió todo por ventanilla”.

Por ello, opina que un pellizco importante de esos 180 millones de euros pudo irse para el Principado. “Todos los fines de semana llegan hasta A Fonsagrada tres o cuatro autobuses con excursiones. Gente que se queda a comer. Algunos compran lotería y, al haberse vendido los décimos por ventanilla, seguro que algún boleto premiado se marchó para Asturias”.

En todo caso, afirmó que seguramente muchos millones se habrán quedado en este municipio, de poco más de tres millares de habitantes, lo que, sin duda, opina, será un revulsivo para el pueblo.

Además de repartir la suerte entre muchos de sus vecinos, la propietaria de la Administración de Loterías número 1 de A Fonsagrada, Otilia Díaz, también figura entre los premiados.

En declaraciones a los medios de comunicación que este mediodía se congregaban a las puertas de su negocio, confirmó que también ha resultado agraciada “con un pellizquito”, en concreto con un décimo del número premiado, de los 450 que ha vendido en su administración.

El motivo de que se quedase con ese número, explicó, es que coincide con la fecha de nacimiento de su hija.

En todo caso, Otilia estaba este jueves especialmente feliz por la suerte que ha repartido en su pueblo, porque el premio, esos 180 millones que se han despachado en A Fonsagrada, “se han ido para muchos vecinos de por aquí”.

Algunos décimos también, reconoció, se han ido para otras localidades, “gente de paso, que estaba de vacaciones; algunos que pasaban con el coche y paraban” e incluso “peregrinos” que pasan por A Fonsagrada de camino hacia Santiago de Compostela.

La propietaria de la administración de Loterías reconoció que hoy ha perdido la cuenta “de los besos y de los abrazos” que ha recibido. También “de las felicitaciones por teléfono”, e incluso de las botellas que ha “descorchado”.

Antonio Campos, marido de Otilia Díaz, confirmó a EFE que los décimos premiados “fueron vendidos uno a uno en ventanilla. Décimo a décimo. La mayoría entre gente del pueblo, pero también entre gente de paso”.

“En A Fonsagrada ha tenido que quedar mucho dinero. Muchos millones, muchos. De hecho, ya me ha llamado gente del pueblo, que me ha dicho que tiene el número”, aseguraba Antonio.

Se da la circunstancia de que esta misma administración ya vendió en 2019 el segundo premio de este mismo sorteo. "Vendimos una serie, diez décimos, con lo que repartimos 1.250.000 euros entonces”, precisó Antonio.

“Fue mucho dinero, pero nada que ver con lo de hoy”, concluyó. 

El Gordo riega de millones A Fonsagrada (Lugo)