sábado. 02.03.2024

A pesar de los múltiples rumores que circulan desde ayer por el pueblo, de momento nadie sabe quién es la persona afortunada propietaria del boleto sellado en la administración de Loterías 'El Milenio de Oro', en la localidad lucense de Guitiriz, que resultó premiado con 8,5 millones de euros en el sorteo de La Primitiva del pasado sábado.

 

La hermana del propietario de la administración, Marisol Díaz, que regenta el Bar Avenida justo al lado, confirmó a EFE que "de momento, nada" se sabe, porque la persona a la que le ha tocado esa millonada guarda silencio y, hasta ahora, no ha dado señales de vida.

 

Los propietarios de la administración ni siquiera saben si el afortunado es un vecino de Guitiriz, porque puede ser alguien de la localidad, pero también "cualquier persona de paso". "Hay muchos rumores. Que le tocó a fulano, que le tocó a mengano, pero de momento no se sabe nada", añadió. De hecho, advierte de que a lo mejor "nunca se sabe a quién le tocó, porque el afortunado se calla la boca" y no lo comenta por el pueblo.

Guitiriz busca desde el sábado a su nuevo millonario