miércoles. 28.09.2022

El HULA contará con un nuevo equipo para el diagnóstico del cáncer

La Xunta de Galicia, a través del Servicio Galego de Saúde (Sergas), ha adjudicado el suministro del equipo PET-TC para el Hospital Universitario Lucus Augusti de Lugo (HULA), por un importe de 1,3 millones de euros.

hula

 La Xunta de Galicia, a través del Servicio Galego de Saúde (Sergas), ha adjudicado el suministro del equipo PET-TC para el Hospital Universitario Lucus Augusti de Lugo (HULA), por un importe de 1,3 millones de euros.

La empresa adjudicataria es General Electric Healthcare España, que dispondrá de un plazo máximo de diez meses desde la adjudicación del contrato para su entrega y puesta en funcionamiento.

La instalación del PET-TC necesita la realización previa de complejas obras para poder crear en el Servicio de Medicina Nuclear un área específica para esta alta tecnología.

La Xunta de Galicia invertirá más de un millón de euros en la ejecución de las obras que requieren la instalación de este nuevo equipo.

Esto supone que la inversión total para instalar el PET-TC del HULA superará los 2,5 millones de euros.

Este nuevo PET-TC es un equipo de última generación, dotado con los últimos avances en el diagnóstico y seguimiento del cáncer y de otras enfermedades, que posibilitará detectar tumores antes de que sean apreciados por otras técnicas diagnósticas.

Además, permitirá atender en el HULA a todos los pacientes de la provincia de Lugo que necesiten este método diagnóstico, sin necesidad de que tengan que desplazarse a otros centros hospitalarios, como los de Santiago de Compostela o A Coruña.

Alrededor de 1.500 lucenses necesitan cada año someterse a una prueba PET-TC, por lo que una vez instalado en el HULA se les evitará tener que desplazarse fuera de su provincia.

La incorporación de un PET-TC al HULA permitirá atender en la provincia con la tecnología más avanzada a todos los pacientes que la necesiten, con un equipo de gran precisión y resolución en el diagnóstico de procesos oncológicos, campo de actuación principal de la tecnología PET-TC, pero también en el campo de la neurología o de la cardiología.

El equipo está dirigido, principalmente, al diagnóstico por imagen de enfermedades oncológicas y de patologías neurodegenerativas, conformando un sistema integrado que aúna la tecnología PET con un tomógrafo computerizado (TC).

Por lo tanto, en un mismo equipo se combina la tecnología PET, que ofrece información metabólica y funcional de los tejidos, y las prestaciones de un TC (Tomografía Computerizada), que facilita imágenes anatómicas de alta resolución, fusionando las ventajas diagnósticas de ambas técnicas.

La tecnología PET (Tomografía por Emisión de Positrones) es actualmente uno de los sistemas de diagnóstico más avanzados que existen, por su capacidad para visualizar el funcionamiento y metabolismo de los tejidos, hasta el punto de poder observar el comportamiento anómalo de las células antes de que estas conformen un tumor observable por los sistemas diagnósticos convencionales.

De este modo, la tecnología PET permite detectar las patologías cuando aún no presentan un signo físico, lo que supone una mejora muy importante en la detección precoz y prevención del cáncer y de otras enfermedades y, por lo tanto, de las expectativas de vida del paciente.

Así pues, el equipo con el que contará el HULA ofrecerá amplias posibilidades diagnósticas en los ámbitos de la oncología, la neurología y las enfermedades cardíacas.

En el campo del cáncer, se presenta como un instrumento muy eficaz en la detección y localización de tumores, incluso antes de que lleguen a ser visibles anatómicamente con otras técnicas de imagen.

También permite conocer el estado, características y grado de las formaciones tumorales, así como predecir la respuesta a tratamientos con quimioterapia.

En la amplia relación de tumores que se pueden detectar y estudiar mediante PET-TC figuran los de pulmón, cabeza, hígado, huesos, mama, esófago, páncreas, colorrectal, ovario o cánceres linfáticos, entre otros.

En neurología, la Tomografía por Emisiones de Positrones posibilita el estudio de trastornos neurológicos y la detección y estudio de enfermedades neurodegenerativas, como el alzheimer, el párkinson o la epilepsia.

En el ámbito de la cardiología, este equipo permite analizar la viabilidad miocárdica y estudiar la enfermedad isquémica.

Para la adquisición del PET-TC, con el que próximamente será dotado el HULA, la Xunta de Galicia canalizó fondos europeos Next Generation que permitirán adquirir alta tecnología sanitaria para distintos hospitales gallegos.

El HULA contará con un nuevo equipo para el diagnóstico del cáncer
Comentarios