domingo. 23.06.2024
Agentes de la Guardia Civil de Lugo lograron interceptar a un conductor, que posteriormente dio positivo por consumo de drogas, después de que intentase escaparse y de protagonizar una persecución de película, con el consecuente peligro para los demás usuarios de la vía.

Según la información facilitada por la Guardia Civil, los hechos fueron tan graves que los agentes incluso procedieron a la intervención cautelar del vehículo.

Sucedió este sábado, en un camino de tierra a la altura del kilómetro 2,2 de la carretera autonómica LU-1504. Al percatarse de que había un coche parado, una patrulla se acercó para ver qué pasaba, momento en el que, al percatarse de la presencia policial, el conductor reinició “velozmente la marcha”.

Por ello, dado que el conductor hizo caso omiso a todas las señales de los agentes, la patrulla comenzó a perseguirlo. Durante la persecución, el sospechoso realizó “numerosas maniobras peligrosas”, incluso “un trompo en una zona con afluencia de viandantes” y presencia de “otros vehículos”.

El conductor se desplazaba a gran velocidad y durante la huida por caminos de tierra, sufrió varias salidas de vía.

Finalmente, con el apoyo de otras patrullas, consiguieron localizar el vehículo y a su conductor, que además era el titular del mismo.

Al presentar síntomas evidentes de conducir bajo los efectos de algún tipo de sustancia, fue sometido a la prueba de alcoholemia, en la que dio negativo. Posteriormente, fue sometido a un test de drogas, en el que dio positivo.

El conductor del vehículo, un varón de 26 años y vecino de Cervo (Lugo), ha sido imputado como investigado por conducción temeraria y bajo la influencia de drogas tóxicas.

Además, se acordó la intervención cautelar del vehículo. 

Interceptado un conductor positivo en drogas tras una persecución de película