martes. 23.04.2024

Una trabajadora social del servicio de Menores fue interrogada hoy por la titular del Juzgado de instrucción número 2 de Lugo en relación con la renuncia de una madre argelina a su hija, en la conocida como Operación Bebé, que investiga supuestas adopciones irregulares en esta provincia. El abogado representante de la madre de la niña, Gerardo Pardo de Vera, explicó que la jueza instructora ha citado hoy a dos personas para prestar declaración, pero una de ellas no pudo comparecer en sede judicial por "motivos de salud acreditados".

 

En cuanto al interrogatorio, explicó que está relacionado con una "madre argelina que da a luz en el Hospital da Costa, en Burela, y que a los siete días del parto, después de estar ingresada en la UCI, se le recoge una comparecencia en la que consta que renuncia consciente, libre y voluntariamente a su hija". Pardo de Vera indicó que expediente fue luego tramitado como una "tutela por desprotección, por desamparo, a raíz de la renuncia", y "con posterioridad se formalizaron todos los trámites de acogimiento familiar, simple, e incluso preadoptivo".

 

En cuanto a las respuestas de la trabajadora social a las preguntas formuladas por la jueza y las partes, el letrado afirmó que mantuvo una "negación absoluta de que esta persona desconociese el idioma español, por lo menos en términos de suficiencia para renunciar a su hija". Según el letrado, esa declaración "contradice todos los testimonios de personas ajenas al servicio de Menores". "Digamos que las posturas encontradas y las respuestas, desde nuestro punto de vista, no son nada contundentes ni nada coherentes", precisó. El pasado jueves otros cuatro imputados fueron interrogados por la jueza y las declaraciones continuarán el próximo 23 de noviembre.

 

Las autoridades investigan en la denominada operación Bebé, desde de hace cuatro años, una docena de supuestas adopciones irregulares de niños en la provincia de Lugo en un asunto que contiene decenas de miles de folios en un total de 58 tomos. La investigación comenzó a raíz de la denominada operación Carioca, que instruye el Juzgado de número 1 de Lugo, sobre una supuesta trama de prostitución en la que están presuntamente implicados varios agentes policiales. Varias prostitutas declararon haber sido obligado a renunciar a sus bebés y a darlos en adopción bajo presión, por lo que se hizo cargo de la causa el Juzgado número 3, del que es titular Estela San José, quien ordenó registros en el servicio de Menores de la Xunta en Lugo y en el Hogar Madre Encarnación. Posteriormente, la jueza se inhibió en la causa y el caso acabó recayendo en el Juzgado de instrucción número 2

Interrogan a una trabajadora social sobre la renuncia de una madre a su hija