domingo. 26.05.2024
La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial a los tres excursionistas que el pasado 11 de abril supuestamente provocaron un incendio forestal al intentar acceder con una antorcha a la Cova Eirós, en el municipio lucense de Triacastela, un yacimiento arqueológico del Paleolítico con más de 35.000 años de antigüedad.

Según la información confirmada por la Comandancia de Lugo, la investigación quedó completada este martes -25 de abril- con la participación del Equipo Multidisciplinar de Investigación de Incendios Forestales de la Guardia Civil, cuyos miembros llegaron a la conclusión de que el incendio forestal, que afectó solo a monte raso, fue provocado por “una imprudencia grave”.

En concreto, los investigadores confirmaron que los tres excursionistas intentaron acceder a la Cova Eirós con una antorcha, a pesar de que estaba prohibido hacer fuego y de que el acceso al interior de la cueva está restringido a investigadores, especialistas y personal relacionado con la gestión de este Bien de Interés Cultural.

Para completar la investigación, los agentes contaron con la colaboración de efectivos del Distrito Forestal IX de la Xunta de Galicia.

Las diligencias son remitidas al Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Becerreá (Lugo). 

Acceden con una artocha a la Cova Eirós y provocan un incendio