sábado 12/6/21

Investigan una estafa de casi 500 euros en Viveiro

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) de Viveiro investigan una transferencia fraudulenta, por importe de casi 500 euros, después de que un supuesto grupo de estafadores convenciese a la víctima para que le permitiese el acceso en remoto a su ordenador y a su teléfono móvil.

ordendor

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) de Viveiro investigan una transferencia fraudulenta, por importe de casi 500 euros, después de que un supuesto grupo de estafadores convenciese a la víctima para que le permitiese el acceso en remoto a su ordenador y a su teléfono móvil.

Para ello, los supuestos estafadores se hicieron pasar por personal de la plantilla de una conocida multinacional del Software y convencieron a la víctima de que era necesario acceder a sus dispositivos electrónicos para resolver un fallo en el funcionamiento de sus sistemas.

La Policía Nacional de Viveiro le ha solicitado a una operadora virtual de transferencias internacionales de divisas los datos de la cuenta bancaria a la que fueron destinados los fondos supuestamente estafados a un vecino de la localidad.

El pasado 6 de mayo, la víctima denunció que el día anterior había recibido la llamada de una mujer, con acento extranjero, que dijo ser técnico de la citada multinacional de software.

Le dijo que “había detectado un problema en su ordenador y que para resolverlo necesitaba acceder a éste y a su móvil, en remoto, e instalar una aplicación en ambos dispositivos”.

Tras darle permiso e instalar la aplicación, la falsa técnica le pidió al denunciante que accediese a sus cuentas bancarias, para comprobar “si le habían hackeado las contraseñas”, a lo que también accedió, “observando como su ordenador efectivamente estaba siendo manipulado en remoto”, informa la Policía Nacional.

Al finalizar la comunicación, que se cortó y reanudó en varias ocasiones -con origen en distintos teléfonos del Reino Unido-, el denunciante comprobó que su cuenta bancaria registró un movimiento no autorizado y que se le había cargado en su tarjeta bancaria un pago de 497,99 euros.

Comentarios