lunes. 04.07.2022
Delito electoral

Iravedra declara que sólo empujó una silla de ruedas para ayudar a un anciano

El expresidente provincial del Partido Popular de Lugo José Luis Iravedra Lestal prestó declaración hoy ante la titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de la capital lucense por el supuesto acarreo de votos en las elecciones autonómicas de 2012 y afirmó que "no hizo nada más que empujar la silla" de ruedas de un anciano, "una ayuda", precisó.

El expresidente provincial del Partido Popular de Lugo José Luis Iravedra Lestal prestó declaración hoy ante la titular del juzgado de instrucción número dos de la capital lucense por el supuesto acarreo de votos en las elecciones autonómicas de 2012 y afirmó que "no hizo nada más que empujar la silla" de ruedas de un anciano, "una ayuda", precisó. Las diligencias abiertas por el juzgado de instrucción número dos de Lugo están relacionadas, según figura en el auto de citación, con la supuesta "utilización de personas cuyas facultades intelectivas y volitivas estaban afectadas" por enfermedades como "demencia senil o alzheimer", según los informes forenses emitidos por el Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga).

 

El juzgado llamó a declarar a cuatro imputados por un supuesto delito electoral, entre ellos el propio Iravedra, por trasladar a varios ancianos de un asilo próximo a una "mesa electoral para depositar el voto", a pesar de que "tales personas carecían de capacidad para comprender y decidir el sentido de su voto". Según figura en la declaración de Iravedra, a la que EFE ha tenido acceso, el expresidente provincial del PP explicó que "desde el asilo se hizo una llamada telefónica a la sede" de su partido para que se ayudase a personas en sillas de ruedas, con dificultades de movilidad, a desplazarse al colegio electoral.

 

Asimismo, reconoció que "como militante y apoderado" del PP en esas elecciones "acudió a prestar ayuda". De acuerdo con su testimonio, Iravedra "solo trasladó" a un anciano, pero no lo acompañó al colegio electoral, porque recibió otra llamada en ese momento y fue otra persona quien lo metió dentro. Además, aseguró que "no cruzó ninguna palabra con la persona a la que acompañó" y que "sería incapaz de identificarla". De hecho, manifestó que "la persona a la que empujó ya tenía en sus manos un sobre y el DNI", por lo que no "hizo nada más que empujar la silla". Iravedra únicamente respondió a las preguntas formuladas por la jueza instructora y se negó a contestar a las cuestiones planteadas por la acusación particular.

 

Estas actuaciones vienen precedidas de una denuncia formulada por Alternativa Galega de Esquerda (AGE) y, por parte del juzgado, se sumó a la causa "información gráfica publicada en diversos medios", además de tomar declaración a los testigos presenciales de los hechos que se investigan. También la jueza instructora identificó a los ancianos del citado asilo que hicieron uso de su derecho a voto y solicitó informe forense en relación con las capacidades "intelectivas y volitivas" de esas personas mayores, para determinar si realmente tenían capacidad para comprender el sentido de su voto. A raíz de esas diligencias, el juzgado instructor procedió a identificar a las personas que acompañaban a los ancianos sobre los que se emitió informe forense y que "según el oficio policial, pertenecían al Partido Popular a la data de concurrencia de los hechos".

 

Además de Iravedra Lestal, que hoy fue recibido en los Juzgados de Lugo por un grupo de seis personas, que lo abuchearon y lo increparon con gritos de "corrupto" o "sinvergüenza", también ha sido imputada la exconcejala del PP en la capital lucense, Teresa Taboada, que no quiso hacer hoy declaraciones a los medios antes de comparecer ante la jueza. Por su parte, el diputado autonómico de AGE, Ramón Vázquez, aseguró esta mañana a la puerta de los Juzgados de Lugo que José Luis Iravedra es el "protegido" tanto "del señor Feijóo como del señor Barreiro", por lo que "sabe de épocas muy oscuras" de su partido.

 

Ramón Vázquez opina que la imputación de los cargos del PP por un supuesto delito electoral no es más que "la constatación de algo que la ciudadanía conocía desde hace tiempo, que son las prácticas del Partido Popular, sobre todo en el medio rural, pero también en el medio urbano, como lo constatan las imágenes" incorporadas a la causa. Desde su punto de vista, lo sucedido en esa oficina electoral en 2012 "demuestra que el Partido Popular está dispuesto a llegar a donde sea para mantenerse en el poder, incluso "utilizando mecanismos de financiación irregular" o "comportamientos mafiosos desde el punto de vista electoral, acarreando ancianos" a las urnas.

 

Según el diputado de AGE, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, "intentó escurrir el bulto" en "sede parlamentaria", lo mismo "que hace el señor -José Manuel- Barreiro", presidente del Partido Popular en la provincia de Lugo. "Nosotros nos preguntamos qué favores le deben al señor Iravedra, quizás por sus servicios prestados como tesorero del Partido Popular. Pensamos que detrás de todo esto se esconde todo lo que el señor Iravedra sabe de épocas muy oscuras del Partido Popular. Por eso es el protegido, tanto del señor Feijóo como del señor Barreiro", añadió.

Iravedra declara que sólo empujó una silla de ruedas para ayudar a un anciano
Comentarios