viernes. 01.03.2024

La Autovía del Cantábrico (A-8) permanece cortada en ambos sentidos de la circulación, según informó la Dirección General de Tráfico, por cuarto día consecutivo, como consecuencia de la densa niebla que dificulta la visibilidad de los usuarios y condiciona la seguridad.

 

Aunque la autovía fue reabierta ayer durante unas horas, después de permanecer cortada al tráfico desde el lunes, poco antes de las tres y media de la tarde era cerrada de nuevo por motivos de seguridad.

 

El tramo cortado se corresponde con el alto do Fiouco, entre los municipios lucenses de Abadín y Mondoñedo, donde los frecuentes problemas de seguridad que provocan los densos bancos de niebla que se registran en la zona han llevado al Ministerio de Fomento a buscar soluciones técnicas innovadoras.

 

Concretamente, el tramo cortado a la circulación es el comprendido entre los kilómetros 534 y 552. La Guardia Civil ha habilitado los correspondientes desvíos alternativos y el tráfico se ha dirigido hacia la Nacional 634.

La A-8 permanece cortada en Mondoñedo por cuarto día consecutivo