viernes. 01.03.2024

La Autovía del Cantábrico (A-8) volvió a quedar cerrada al tráfico durante toda la noche entre los kilómetros 536 y 552, en el tramo entre Abadín y Mondoñedo, después de que el Ministerio de Fomento autorizase el pasado martes su reapertura.

 

El tramo de A Xesta, donde el pasado sábado se produjo la colisión múltiple que provocó la muerte de una mujer de 37 años y dejó heridas a casi medio centenar de personas, fue cerrado a las nueve y media de la noche de ayer y permanecía esta mañana cortado al tráfico porque sigue habiendo en la zona una niebla muy espesa que dificulta la visibilidad de los conductores.

 

Los vehículos están siendo desviados por la carretera Nacional 634. El vicepresidente de la Diputación de Lugo, el nacionalista Antonio Veiga, lamentó que haya que "cerrar la autovía después de haber gastado en ella 192 millones de euros", una situación que demuestra, según su criterio, "que no se hicieron las cosas bien en esa infraestructura". En ese sentido, insistió en pedir una investigación para determinar si hubo fallos constructivos en ese tramo de autovía.

 

La A-8 volvió a estar cerrada durante toda la noche a causa de la niebla