domingo. 19.05.2024

La defensa del franciscano José Quintela, oriundo de una aldea de San Xoán de Río, en Ourense, e ingresado desde la semana pasada en el penal lucense de Bonxe, acusado de los delitos de abusos sexuales, prostitución y apropiación indebida, recurrirá mañana el auto de prisión ante la Audiencia Provincial.

 

El letrado Manuel Bermúdez ha señalado en declaraciones a Efe, que este miércoles finaliza el plazo del que dispone para interponer este recurso, y que por ello será en esa jornada cuando presente el recurso de apelación a la medida de prisión comunicada y sin fianza decretada por el juzgado para su cliente. El abogado ha relatado que por el momento está intentando ponerse "en contacto" con la orden franciscana a la que pertenece el acusado, para saber si en su salida de la cárcel lo pudiesen "acoger" en algún monasterio de Galicia.

 

En cuanto a la situación de su defendido, Bermúdez ha señalado que se encuentra mejor desde que abandonó la huelga de hambre el pasado viernes, pero desde ese día no lo ve. A este religioso, que prestaba sus servicios en la comunidad de O Cebreiro, donde recaló después de sus diferentes destinos en Galicia, y también en Marruecos, se le acusa de abusar de un discapacitado de 19 años, con el que él niega toda relación.

 

No obstante, no ocurre lo mismo con el caso de una menor de 17, puesto que sí admite que tuvo relaciones sexuales con esta niña, pero sin pagar, por lo que no existe "ningún delito relativo a la prostitución". Según lo explicado por la defensa, el religioso está arrepentido, puesto que no era "consciente de la gravedad" de los hechos. A José Quintela también se le señala por considerar que se quedó con dádivas del cepillo del santuario de O Cebreiro, un lugar en el que es habitual la presencia de peregrinos.

La defensa del religioso acusado de abusos recurre este miércoles el auto de prisión