sábado 27/11/21

La fachada de la casa natal de Fraga aparece cubierta con manchas de pintura

La fachada de la casa natal de Manuel Fraga en Vilalba ha aparecido hoy cubierta de pintura roja, en una nueva agresión contra el edificio que alberga la sede de la fundación que lleva el nombre del expresidente de la Xunta de Galicia, en pleno centro de la capital chairega, en la Rúa da Pravia, a pocos metros de la Praza da Constitución y la Alameda Basanta Olano.

La fachada de la casa natal de Manuel Fraga en Vilalba ha aparecido hoy cubierta de pintura roja, en una nueva agresión contra el edificio que alberga la sede de la fundación que lleva el nombre del expresidente de la Xunta de Galicia, en pleno centro de la capital chairega, en la Rúa da Pravia, a pocos metros de la Praza da Constitución y la Alameda Basanta Olano.

 

En esta ocasión, las pintadas fueron realizadas con un spray y se concentraron en la puerta principal del edificio, en los cristales y en los perfiles de aluminio, pero también en la placa de bronce dedicada a Fraga en la fachada del edificio. De hecho, el nombre de Manuel Fraga fue tachado en esa placa con pintura roja.

 

No se trata del primer atentado contra la casa natal del que fuera presidente de la Xunta de Galicia, dado que ese inmueble ya había sido objeto antes de agresiones en forma de actos vandálicos e incluso con la colocación de un artefacto explosivo. De hecho, a finales de septiembre de 2011, un artefacto explosivo de fabricación casera hizo explosión a las puertas de la casa natal de Fraga y provocó algunos daños materiales en el edificio a pocos días de la inauguración en ese mismo inmueble de la fundación que lleva su nombre.

 

A principios de marzo de 2017, la fachada de la casa de Fraga en Vilalba fue víctima de otra agresión, con varias pintadas en su fachada, al igual que el busto dedicado al expresidente de la Xunta de Galicia en la Alameda Basanta Olano -ubicado justo frente al inmueble-, que también apareció cubierto de pintura. El busto de Fraga apareció varias veces cubierto de pintura e incluso el original, fabricado en bronce, fue robado de la columna donde había quedado instalado en la década de los setenta, lo que obligó al Ayuntamiento de Vilalba a encargar una réplica, la que hoy se puede ver en la Alameda Basanta Olano.

La fachada de la casa natal de Fraga aparece cubierta con manchas de pintura
Comentarios