viernes. 01.03.2024

Socialistas y nacionalistas escenificaron hoy en el pleno de la Diputación de Lugo, donde gobiernan en coalición, sus diferencias de criterio ante el accidente ocurrido el pasado sábado en la Autovía del Cantábrico (A-8), que costó la vida a una mujer y causó heridas a medio centenar de personas. Los nacionalistas presentaron una moción por vía de urgencia para que fuese debatida en el pleno de hoy para exigir que se mejorase la seguridad en el tramo de la A-8 entre Abadín y Mondoñedo.

 

Durante su intervención para defender esa moción, el vicepresidente de la institución, el nacionalista Antonio Veiga, afirmó que "no son suficientes las condolencias y los pésames" por lo ocurrido en la A-8, e instó al Ministerio de Fomento a "tomar medidas urgentemente para que no se produzcan más accidentes en este tramo". Veiga afirmó que es "intolerable que una autovía que fue abierta hace escasamente cinco meses presente esos problemas de seguridad vial", y destacaba que "como en el caso de Angrois, hay responsabilidades compartidas tanto del PP del PSOE en el diseño y puesta en marcha de esta infraestructura sin las medidas de seguridad suficientes".

 

De hecho, insistió en que ese tramo de la autovía, en el municipio de Abadín, ya se ha "convertido en un peligroso punto negro" y en un "ejemplo más de actuación de los ministros gallegos de Fomento, del PP y del PSOE".

 

Después de que los nacionalistas presentasen ayer esa moción para su debate en pleno, el PSdeG quiso promover una declaración institucional para "expresar su profundo y sentido pésame a la familia de la víctima del accidente de la A-8 y su apoyo a las personas heridas", además de "reclamar medidas a Fomento que garanticen la seguridad vial del tramo entre Abadín y Mondoñedo".

 

Esa declaración institucional, en la que el gobierno bipartito pidió al Ministerio que implemente sistemas de información que adviertan a los conductores "de condiciones climatológicas adversas", de "igual forma que en los puertos de montaña", no hizo que los nacionalistas retirasen su moción del orden del día. Por ello, aunque Gómez Besteiro procedió a la lectura de esa declaración institucional al inicio de la sesión plenaria, al final de la misma se procedió al debate de la iniciativa presentada por los nacionalistas.

 

Fue entonces cuando se produjo la sorpresa, porque los socialistas decidieron abstenerse ante la iniciativa del BNG, que finalmente salió adelante con los votos a favor del Partido Popular. En declaraciones a los medios de comunicación, antes de entrar en el pleno, la portavoz del PP, Elena Candia, agradeció "la respuesta ágil" y "la implicación" del Ministerio de Fomento para tratar de solventar una situación "que tiene una complejidad extrema" por las "circunstancias geológicas del terreno". En cuanto a la postura de los dos socios de gobierno, afirmó que se debe a "un gran oportunismo" político.

 

"Por un lado está la declaración institucional del propio presidente y por el otro la moción del BNG", dijo Candia, quien también añadió que "no es cuestión de oportunismo, sino de falta de sensibilidad ante un situación en la que hay un fallecido".

 

La postura ante el accidente de la A-8 divide al bipartito en la Diputación