miércoles. 21.02.2024

El operativo de vialidad invernal de la Xunta de Galicia esparció durante la pasada noche 37 toneladas de sal y 5.000 litros de salmuera para garantizar la circulación en la red autonómica de carreteras en la provincia de Lugo.

 

La Delegación Territorial de la Xunta en Lugo informó de que ese operativo, en el trabajan unas 70 personas, cubre la totalidad de la red autonómica de carreteras en esta provincia, que tiene 1.500 kilómetros. En lo que respecta a esa red, las principales dificultades han vuelto a registrarse en los altos de San Roque, Poio y O Cebreiro, en la carretera LU-633 a su paso por Pedrafita do Cebreiro, y O Viduedo, y en el municipio de Triacastela, donde la nieve alcanzó un espesor de diez centímetros.

 

También fue preciso esparcir fundentes en las carreteras LU-530 y LU-701, en A Fonsagrada, y en la LU-703, en el límite de la provincia con Asturias. A primera hora de la mañana, la nieve provocó "pequeños trastornos en el transporte escolar" de los colegios de Doiras, Cervantes, Folgoso do Courel y Pedrafita, según informó la Xunta, con lo que fueron "una decena los alumnos que no pudieron utilizar el autobús por el mal estado de las rutas". A esta hora, se puede circular con normalidad por las carreteras de la Xunta en Lugo.

 

La Xunta esparció 37 toneladas de sal para limpiar sus carreteras en Lugo