martes. 23.04.2024

En un emocionante y sorpresivo suceso, diversas patrullas de la Policía Nacional de Lugo se movilizaron el pasado martes hacia las cercanías del Hula, alertados por un aparente robo que terminó siendo una inesperada falsa alarma.

Los diligentes agentes acudieron raudos al perímetro del centro hospitalario, atendiendo a la llamada de un ciudadano preocupado que informaba sobre un supuesto hurto perpetrado por un aparcacoches a una mujer que había estacionado su vehículo en las inmediaciones. No obstante, en un giro inesperado, fuentes policiales confirmaron que la mujer, lejos de ser víctima, había entregado diez euros de manera voluntaria a uno de los aparcacoches no autorizados, descartando así la posibilidad de un robo.

Después de intercambiar palabras con la mujer y entablar conversaciones con algunas personas de etnia gitana presentes en las puertas del Hula, los agentes, aliviados pero alerta, se retiraron del lugar sin necesidad de llevar a cabo más acciones.

Una mujer da 10 euros a un gorrilla del Hula y llaman a la Policía pensando que se los...