jueves. 20.06.2024

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) detuvieron a última hora de ayer viernes a cuatro individuos implicados en las tres peleas que se produjeron el pasado fin de semana en el casco histórico de Lugo, una de las cuales terminó con un joven brasileño ingresado en el HULA (Hospital Universitario Lucus Augusti) por dos heridas de arma blanca, y otra con dos heridos de gravedad.

Estas detenciones se suman a la practicada el día de autos, cuando fue arrestado un joven que, tras pasar a disposición judicial quedó en libertad con cargos y medidas cautelares como investigado por un delito de lesiones agravadas. Tiene la obligación de comparecer semanalmente en sede judicial.

Los cuatro detenidos ayer son todos varones, con edades comprendidas entre 24 y 26 años, todos con antecedentes policiales.

Han sido imputados como investigados por los delitos de tentativa de homicidio, lesiones graves, robo con violencia y amenazas, y se espera que pasen a disposición de la autoridad judicial en las próximas horas.

Según la información facilitada por la policía, los hechos por los que han sido arrestados se produjeron el pasado fin de semana, en la madrugada del sábado, en “tres secuencias” diferentes en el casco histórico de la ciudad, en el entorno de la catedral de Lugo.

El primer enfrentamiento se produjo sobre las tres de la madrugada, al agredir a otro joven tres de los ahora detenidos. Cuando lo estaban golpeando, otro salió en su defensa, concretamente el que fue detenido el mismo sábado.

Después de esa primera refriega, los dos agredidos se marcharon del lugar, mientras que los tres supuestos agresores continuaron de fiesta por la zona monumental.

Sin embargo, sobre las cuatro de la madrugada, esos tres mismos individuos se encontraron en la Rúa Catedral con unos conocidos que los habían denunciado por robo -y fueron declarados culpables después del juicio-, lo que provocó un nuevo enfrentamiento, en el que también se vieron implicados jóvenes que no tenían nada que ver con el episodio que motivó la rencilla.

Ese enfrentamiento fue grabado por un testigo con su teléfono móvil y el vídeo circuló en los días posteriores a través de las redes sociales.

Sin embargo, como cerca del lugar en el que se produjo la pelea había varias dotaciones del Policía Nacional, los agentes acabaron rápidamente con el enfrentamiento e identificaron a tres de los agresores.

En esta refriega, resultaron heridos dos jóvenes de carácter grave y ambos fueron trasladados al HULA, uno con un tobillo fracturado y el otro inconsciente.

Uno de los acompañantes de los tres agresores identificados, el cuarto, que en esa ocasión se había quedado al margen, aprovechó para huir del lugar y no ser relacionado con esta pelea. Cuando se marchaba de la Rúa Catedral, en dirección a la Praciña de Universidade, se produjo el tercer episodio de violencia.

Este joven, que sí había estado implicado en la primera agresión, se encontró con los otros dos chavales a los que les habían pegado sobre las tres de la madrugada. Habían regresado, ambos armados con cuchillos y, al verlo, lo atacaron con las armas blancas.

Uno de los cuchillos se rompió al caer el agresor al suelo, pero el otro le dio una puñalada en una pierna, por la que también tuvo que ser trasladado al HULA.

Como las dotaciones policiales estaban a escasos metros, acudieron de inmediato al lugar en el que se estaba produciendo esa tercera agresión al ser alertadas por otros jóvenes, y detuvieron a uno de los dos implicados.

“Después de unos días de intensa investigación, toma de declaraciones a todos los testigos, policías nacionales y locales”, que intervinieron esa noche, explica la Comisaría Provincial en un comunicado, y tras visionar las grabaciones de las cámaras de seguridad, se han dado por cerradas las pesquisas con las cinco detenciones.

Ayer por la tarde fueron localizados cuatro agresores que quedaban por detener. Tres pasarán a disposición judicial en las próximas horas y el cuarto quedó en libertad tras prestar declaración.

La Policía destaca que todas las agresiones y peleas del pasado sábado fueron protagonizadas por las mismas personas, en diferentes momentos y en distintos lugares.

La Policía cierra la investigación por peleas grupales en Lugo con 5 detenidos