viernes. 12.08.2022
Diputación de Lugo | Moción de censura

PSdeG y BNG registran la moción de censura en la Diputación de Lugo

Los grupos provinciales del PSdeG y del BNG presentaron este mediodía en el registro de la Diputación de Lugo el texto de la moción de censura, firmado por los trece diputados que suman ambos partidos, después de tres meses de gobierno del Partido Popular, presidido por Elena Candia.

Los grupos provinciales del PSdeG y del BNG presentaron este mediodía en el registro de la Diputación de Lugo el texto de la moción de censura, firmado por los trece diputados que suman ambos partidos, después de tres meses de gobierno del Partido Popular, presidido por Elena Candia.

 

La moción de censura fue registrada pocos minutos antes de las doce del mediodía por el portavoz y el viceportavoz del grupo provincial socialista, Darío Campos y Álvaro Santos, respectivamente; así como por los diputados del BNG, Antonio Veiga y José Ferreiro. Media hora más tarde, los cuatro comparecían ante los medios de comunicación para explicar los motivos que de esta moción de censura, que será debatida el próximo 8 de octubre, a partir de las doce del mediodía, en un pleno extraordinario.

 

"A partir de ahí, intentaremos recuperar un gobierno progresista y nacionalista, que acabe con las políticas del PP" en la institución, dijo Darío Campos, quien acusó al gobierno que preside Elena Candia de haberse convertido en una "delegación de la Xunta", para hacerse cargo "de las deudas contraídas" por la Administración autonómica con esta provincia. "Me refiero a los servicios sociales, al programa de teleasistencia o a la compra -de la sede- de la Cámara de Comercio, una competencia clara de la Xunta de Galicia que se le quiere endosar a la Diputación y a todos los lucenses, obviamente", añadió.

 

Campos recordó que el objetivo del futuro bipartito es "continuar con los proyectos que iniciaron" socialistas y nacionalistas durante los últimos ocho años, bajo el mandato de Gómez Besteiro, asuntos como "los centros de día o las residencias, que están paralizados" o programas "como el Ben Empregado".

 

Por su parte, Antonio Veiga afirmó que el registro de la moción de censura es, en realidad, "un primer paso" para "devolver a los lucenses un gobierno que nunca debió estar en manos del PP", porque la voluntad de los propios ciudadanos de la provincia, "reflejada en las elecciones municipales", era "claramente favorable a un gobierno nacionalista y de progreso". Veiga avanzó que el futuro gobierno bipartito desarrollará también en Lugo "ese programa marco que ya hay en las diputaciones de A Coruña y Pontevedra, para atender a tantos problemas como tiene esta provincia".

 

El diputado nacionalista afirmó que el nuevo gobierno será para "todos los ayuntamientos, con independencia de su color político". En cuanto a la posibilidad de que entre en el gobierno provincial el alcalde de Becerreá, Manuel Martínez, quien al votar por sí mismo en el pleno de investidura permitió la llegada al poder de Elena Candia, Darío Campos dijo que "habrá que ir paso a paso" y que eso será "un segundo tema a hablar".

 

"Primero vamos a votar la moción", dijo Campos, porque ambos partidos suman "trece diputados y no se trata de repartir el pastel, sino de presentar un proyecto de futuro para la provincia". Preguntado por lo que exigió Martínez para estampar su firma en la moción de censura, el portavoz socialista afirmó que "Manolo lo que quería era estar en la Diputación y va a estar en la Diputación. Ya se verá cuál es el área que lleva".

 

Campos sí confirmó que Martínez no será presidente de la Diputación, porque al figurar su nombre en la moción de censura que hoy fue presentada, el candidato socialista será él mismo. Cuestionado sobre aquellos puntos en los que ha tenido que ceder el BNG para llegar a este acuerdo, Antonio Veiga se limitó a decir que "hoy se dio un paso importantísimo", que era "demandado por la ciudadanía", porque a hay el "escollo" que impidió a socialistas y nacionalistas formar gobierno el pasado 24 de junio.

 

En su momento, los nacionalistas se opusieron a que Martínez, que había sido elegido por su partido como candidato a la Presidencia de la Diputación, asumiese ese cargo por estar imputado en una causa judicial. En cuanto a los términos de ese acuerdo, fuentes socialistas indicaron que Martínez se ocupará, al igual que en el anterior mandato, del departamento de Vías y Obras, así como del área de Parque Móvil. También estará presente en la Junta de Gobierno.

 

Por su parte, la presidenta de la Diputación de Lugo, Elena Candia, que esta tarde volverá a comparecer ante los medios junto al presidente provincial del PP, José Manuel Barreiro, calificó como algo "esperpéntico" el proceso que siguieron socialistas y nacionalistas para presentar la moción de censura con la que pretenden derribar a su gobierno el próximo 8 de octubre Candia hizo estas declaraciones después de la reunión semanal de su junta de gobierno, pocos minutos después de que socialistas y nacionalistas registrasen la moción en el Pazo de San Marcos. Desde su punto de vista lo que hay "es la utilización de una institución para intentar arreglar los problemas internos de un partido".

 

"La definición de moción de censura todos la conocemos. Creo que es el instrumento para sacar del poder al Partido Popular, pero no desde luego un instrumento de censura a la acción del gobierno. Creo que en tres meses se hizo un trabajo serio y responsable", dijo Candia. En cuanto a su gobierno, opina que cumplió "sus compromisos en la medida de la disponibilidad temporal", porque se hizo "una apuesta muy fuerte por bienestar" y un "trabajo muy coordinado con las entidades sociales", además de adoptar "medidas que entendemos que benefician directamente a los ayuntamientos". "Además de resolver algunos de los marrones que nos quedaron en esta institución", añadió, porque "quedaron muchísimos y algunos probablemente no tengan solución". "Seguiremos con el compromiso de defensa de lo que entendemos que tiene que ser esta institución y lo haremos donde estemos, como gobierno o como oposición", concluyó. En Santiago, el coordinador del PP gallego para las elecciones generales, José Manuel Rey Varela, definió el pacto entre el PSdeG y el BNG en Lugo como la "moción de censura de la vergüenza", y ha lamentado que ambos partidos no respetaran los cien días de gobierno de la popular Elena Candia. "Es una vergüenza que dos partidos políticos, después de todo lo que se dijeron, sean capaces de acordar en despachos una moción de censura cuando ni tan siquiera han transcurrido cien días de un gobierno provincial", ha criticado Rey Varela.

PSdeG y BNG registran la moción de censura en la Diputación de Lugo
Comentarios