viernes. 14.06.2024

Un conductor, que ya había perdido anteriormente el carné por sentencia judicial, fue interceptado por agentes del Cuerpo Nacional de Policía cuando iba al volante de su vehículo con síntomas evidentes de hallarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas y, al ser sometido a las pertinentes pruebas, arrojó una tasa positiva que casi quintuplicaba a la permitida por la ley.

 

Según informó la Policía Local, agentes del Cuerpo Nacional de Policía solicitaron su colaboración para someter a las pruebas de alcoholemia al conductor de un turismo que fue interceptado a la altura del inmueble número 4 de la calle Ramón Piñeiro, en la ciudad de Lugo. En la primera prueba a la que fue sometido arrojó un resultado de 1,09 miligramos de alcohol por litro de aire espirado y en la segunda llegó a 1,07.

 

El coche, que quedó detenido en uno de los carriles de circulación, fue trasladado por la grúa al depósito municipal. Los agentes instruyeron diligencias, que fueron remitidas al Juzgado de Guardia, por un supuesto delito contra la seguridad vial. También comprobaron que "no consta" que el conductor hubiese realizado el curso de reeducación y sensibilización tras "una suspensión judicial anterior" por lo que también denunciaron al hombre por este motivo en vía administrativa.

Un conductor que ya había perdido el carné quintuplica la tasa de alcohol