viernes. 01.03.2024

El contagio de legionella de un anciano, usuario del centro de día de la Residencia de As Gándaras (Lugo), ha llevado a las autoridades sanitarias a activar el protocolo de epidemiología para descartar la presencia de la bacteria en esas instalaciones, aunque a priori, los primeros indicios apuntan a que se trata de "un caso aislado".

 

Fuentes de la Xunta de Galicia, titular de la residencia de As Gándaras, indicaron que hay al menos dos aspectos que refuerzan la teoría de que se trata de un "caso aislado", por una parte que el anciano se incorporó al centro de día el pasado 4 de mayo, procedente de uno de los centros de día del Ayuntamiento de Lugo, y por otra, que esta persona no realiza su aseo diario en estas instalaciones. El caso de legionella fue confirmado ayer mismo por la Consellería de Sanidad, explicaron las mismas fuentes, y a pesar de que los primeros indicios indican que no se produjo en la Residencia de As Gándaras, se activó igualmente el protocolo de epidemiología.

 

Para descartar la presencia de la bacteria, se analizarán muestras de agua tomadas en diferentes puntos de la red de agua caliente sanitaria. Un brote de legionella, que supuestamente fue erradicado después de varios procesos de desinfección en la red de agua caliente sanitaria de la residencia, provocó el contagio en noviembre del pasado año de ocho ancianos. El afectado actual, que continúa ingresado en el HULA, "evoluciona favorablemente", según informaron fuentes hospitalarios.

Un nuevo caso "aislado" de legionella en As Gándaras activa el protocolo